Información Gral
Viernes 13 de Enero de 2017

Un turista argentino desapareció en un río de Perú tras salvar a una chica

El joven de 22 años, oriundo de Paraná, viajaba como mochilero. Se arrojó a rescatar a una joven francesa y no pudo salir de un remolino

Un joven mochilero argentino, oriundo de la ciudad entrerriana de Paraná, es intensamente buscando en Perú luego de haber sufrido un accidente en el río Araza, de la localidad de Quincemil, a unas siete horas de la ciudad de Cuzco.

Rodrigo Segovia tiene 22 años, y al momento de desaparecer estaba junto a otras tres personas, dos mujeres francesas y un hombre chileno.

De acuerdo con la declaración de algunos testigos, el grupo se estaba bañando en un río, cuando una de las mujeres empezó a ser arrastrada por la corriente.

Según las primeras versiones, Rodrigo se habría arrojado hacia la joven para ayudarla, pero fue él quien resultó arrastrado por la corriente.

Las mujeres francesas y el joven chileno se encuentran bien, pero Rodrigo no apareció. Rodrigo Segovia desapareció el martes en Cuzco, cuando se tiró al río Araza para rescatar a una chica y fue arrastrado por la corriente.

Daiana, prima de Segovia, dijo a la prensa que "la embajada se comunica con los hermanos de Rodrigo cada dos horas pero todavía no tienen novedades". El joven estaba en Perú desde principios de diciembre, en el marco de un viaje como mochilero.

Búsqueda desesperada

"Nos comunicamos con un amigo de él que estaba en el momento en el que Rodrigo se tiró al río porque una chica se había resbalado. A la chica la pudieron sacar bien y a Rodrigo lo arrastró la corriente", relató su prima. Y agregó: "Los amigos lo buscaron por las orillas. Lo que pasa es que es una zona de selva y es complicada la búsqueda".

El drama fue a la altura del puente Oroya, centro poblado de Quincemil, una zona de difícil acceso en la selva del Cuzco. Los policías locales realizaron el "peinado y rastrillaje" por las riberas río abajo sin resultado positivo.

"El martes a la noche hubo una tormenta muy fuerte y ahí cancelaron la búsqueda. La retomaron al otro día", continuó Daiana.

Los padres de Rodrigo se reunieron por más de una hora con el vicegobernador de Entre Ríos, Adán Bahl, y el gobierno provincial se comprometió a colaborar con los gastos de traslado y hospedaje para que viajaran hacia el pueblo donde buscan a su hijo.

El domingo, por WhatsApp, fue la última vez que Rodrigo habló con sus padres y sus hermanos. "Estaba perfecto, se notaba que la estaba pasando bien", concluyó Daiana.

En tanto, el propietario del Hostel Aguaymanto, de Cuzco, un hombre de apellido González, confirmó a la página web Infobae que Rodrigo dejó ese alojamiento a comienzos de esta semana, y que "se fue con unos chicos de Argentina, una peruana y un peruano" rumbo a Quincemil.

El hombre además confirmó que una de las versiones es que cuando Rodrigo se arrojó al agua para ayudar a las mujeres francesas,"lo agarró el remolino, lo ha metido y ya no ha aparecido".

El propietario del hostel explicó que cuando Rodrigo se arrojó al agua, el joven tenía pantalón largo, y "eso no lo ayudó mucho (porque) no te puedes mover bien" cuando se moja la ropa.

Otra versión del hecho sostiene que el joven fue arrastrado por un alud, que son frecuentes en la zona en esta época.

Hallaron una mochila

Tras la denuncia, la Policía Nacional comenzó el rastrillaje y halló una mochila con documentación del joven argentino. A partir de esos datos personales, el Consulado Argentino en Lima se puso en contacto con los familiares del joven en Paraná. Sus padres decidieron viajar y llegarán a Perú en las próximas horas para sumarse a la búsqueda.

Mientras tanto, amigos y allegados difundieron en las redes sociales imágenes de Rodrigo y solicitaron la colaboración de quienes tengan datos que ayuden a localizarlo.

El último lugar donde Rodrigo Segovia estuvo alojado es el Hostel Aguaymanto, un albergue de mochileros en Cuzco, donde quienes se hospedan también participan de distintas actividades culturales.

El pasado fin de semana realizaron allí la primera transmisión de radio del establecimiento, evento del que participó Segovia y se fotografió junto a otros visitantes.

El pueblo donde desapareció Rodrigo está localizado a unas siete horas de la ciudad peruana de Cuzco, y se encuentra en la selva del Cuzco, a más de 600 metros de altura sobre el nivel del mar. Quienes lo visitaron aseguran que es una zona de difícil acceso. Y advierten sobre las abundantes precipitaciones, que son particularmente intensas en los meses de verano.

Rodrigo Segovia estaba junto a dos mujeres francesas y un hombre chileno. Desesperada búsqueda en las costas

Comentarios