Clásico rosarino
Martes 19 de Julio de 2016

Un total de 700 efectivos controlarán el clásico del domingo en el Coloso por la Copa Santa Fe

Dirigentes del club rojinegro y de Rosario Central se reunieron esta mañana con el ministro de Seguridad provincial, Maximiliano Pullaro, para ultimar detalles del partido.

Un total de 700 efectivos controlará la seguridad del primer clásico de la Copa Santa Fe, que se jugará el domingo en el Coloso, según detalló hoy el ministro de Seguridad provincial, Maximiliano Pullaro, tras una reunión con los dirigentes de ambos clubes en la sede local de Gobernación.
En diálogo con la prensa tras el encuentro, Pullaro señaló que "queremos dar un mensaje de unidad y convivencia y ustedes lo pudieron ver en el abrazo que recién se daban las máximas autoridades de las instituciones que el domingo van a disputar este partido. estamos muy contentos y nos disponemos a trabajar con todo".
"La Copa va a ir jerarquizándose con el tiempo como pasó con todos los torneos que se inician de una manera no tan perfecta".
Al referirse concretamente al operativo, el funcionario provincial señaló que "el operativo en sí comenzó el primer día de la semana con lo que es la venta de entradas, en el medio tenemos el banderazo del club Newell's Old Boys y allí diseñamos un operativo en función de algunos hechos de violencia que vivimos con la barra brava de la entidad. Vamos a maximizar los recaudos para el día jueves, donde participarán unos 250 efectivos".
"Para el operativo del día del partido serán 700 efectivos pero hay diferentes niveles e intensidades del operativo. Las tareas comenzaron con la venta de entradas, otro pico alto es el jueves y se planifica todo en la ciudad, incluso con el desplazamiento en el transporte público de pasajeros, se hará un monitoreo desde las hora 0 hasta la hora del partido a través de la utilización de las cámaras de seguridad y monitoreo".
Por su parte, el presidente de Rosario Central, Raúl Broglia, se refirió a la importancia del certamen y resaltó que "la Copa va a ir jerarquizándose con el tiempo como pasó con todos los torneos que se inician de una manera no tan perfecta".
Broglia se refirió luego al abrazo que se dieron con su par de Newell's, Eduardo Bermúdez, al señalar que "ese abrazo no es ficticio porque hemos demostrado que estamos trabajando espalda con espalda para obtener más cosas en la AFA. A veces no son reconocidas la calidad y la importancia que tienen Newell's y Central. Nos sentimos que estamos trabajando para el fútbol argentino".
A su turno, el titular rojinegro reforzó la idea de su par canalla al señalar que "estamos trabajando muy bien, en AFA en estos momentos hay una gran anarquía, por eso decimos que estamos espalda con espalda para defender al fútbol rosarino. De una vez tenemos que entender que esto es un deporte, que nosotros le querremos ganar a ellos y ellos nos quieren ganar a nosotros, pero no hay ningún inconveniente a nivel de gestión de las comisiones directivas".
Bermúdez dijo desconocer si se había analizado la posibilidad de suspender el banderazo argumentando que "estuvimos muy metidos con el tema de la AFA, pero lo importante es que el banderazo se hace".

Comentarios