Edición Impresa
Sábado 27 de Diciembre de 2014

Un thriller real

—¿Cómo lo voy a hacer? —Lo vas a hacer haciéndolo. Las dos líneas ilustran el contraste entre dos formas de afrontar el mundo, con dudas y temor, el primero, el hijo; con determinación, el segundo, su padre anciano.

—¿Cómo lo voy a hacer?

—Lo vas a hacer haciéndolo.

Las dos líneas ilustran el contraste entre dos formas de afrontar el mundo, con dudas y temor, el primero, el hijo; con determinación, el segundo, su padre anciano. Este diálogo de Jonathan Franzen en “Las correcciones” ilustra el thriller real que tuvo a Hollywood como protagonista en uno de los hechos más sorprendentes del año y puso en crisis la libertad de expresión. Lo desencadenó “The Interview”, una comedia disparatada sobre dos personajes involucrados contra su voluntad en un complot internacional. Pero la realidad superó a la ficción, con un conflicto internacional, declaraciones del presidente Barack Obama, académicos, estrellas del cine y fuentes del gobierno coreano opinando sobre el tema, en una trama con hackers y lenguaje belicista. ¿O fue todo un gran equívoco? Finalmente la película se estrenó en 320 salas de Estados Unidos. En “El cazador”, una de las mejores películas del año, el protagonista quiere rescatar su auto de los ladrones aunque sabe que pronto no le servirá a nadie, en un mundo donde ya no existen las reglas de la civilización. Todo es posible, nada es punible: crímenes, pederastía, robos. Y lo hace a pesar suyo y renegando de lo que el contexto lo obliga a hacer. La determinación de los distribuidores de estrenar “The Interview” a pesar de un conflicto complejo en el que hasta se habló de atentados, hizo la diferencia: lo hicieron haciéndolo. Y miles de espectadores los apoyaron.

Comentarios