Edición Impresa
Viernes 14 de Diciembre de 2012

Un tema que ahora parece tabú

Mientras los médicos del hospital municipal Roque Saenz Peña reclamaban ayer por los hechos de violencia que deben sufrir por parte de familiares de algunos de los pacientes, Antonio Ratner (secretario adjunto del sindicato municipal) afirmó que “desde el traslado del Heca, este hospital absorbió la atención de toda la zona sur provincial y de Villa Gobernador Gálvez hasta en los casos de emergencia. Salud debería asumir que el Roque Sáenz Peña pasó a ser una hospital zonal”. Capaz sin buscarlo, Ratner volvió a instalar así en la agenda un tema que la Intendencia escondió bajo la alfombra desde que en 2007 el socialismo asumió también la Gobernación de Santa Fe: la injusticia que significa que Rosario sea la única ciudad de la provincia que se hace cargo de la mayor parte del servicio de salud pública. Y esto tiene su costo económico para la ciudad: la Secretaría de Salud demandará en 2013 unos $900 millones, el 26% del total del presupuesto. Y si bien dicen que las comparaciones son odiosas, admitamos que es una tentación hacerlas: en el mismo período la Municipalidad de la ciudad de Santa Fe destinará para esta área apenas $13 millones, es decir, el 1,13% de su presupuesto. Claro, todos los hospitales y dispensarios de la capital provincial están solventados por la provincia. Durante la campaña electoral de 2007, el socialismo resaltó la importancia de poner a Rosario y la provincia “en sintonía”. Sostuvo que tras dos décadas de postergaciones con gobiernos justicialistas, por fin la ciudad sería “escuchada y atendida” por la provincia al asumir un gobierno del mismo color político. Pero hasta ahora se han visto pocos beneficios de esa “sintonía”. Ni Rosario logró la ansiada autonomía municipal (es curioso que ya no se escuchen reclamos de la Intendencia en este sentido), ni la distribución del presupuesto provincial ahora es más equitativa geográficamente que antes. Como decía en diciembre de 2005 el entonces intendente Miguel Lifschitz: “La discriminación contra Rosario es clara y debe corregirse. Este tema debe ponerse cuanto antes sobre la mesa. No puede ser que nuestra ciudad invierta millones de pesos para la prestación del servicio en salud cuando todos sabemos que es responsabilidad provincial”.

Comentarios