La ciudad
Viernes 17 de Junio de 2016

Un supermercado sufrió un revés judicial y deberá cerrar los domingos

La Justicia rechazó una medida cautelar que había interpuesto la empresa Coto para evitar adherir a la ley de descanso dominical

La justicia rechazó una medida cautelar que el supermercado Coto había interpuesto para evitar tener que cerrar sus puertas los domingos y feriados. Se trata de la segunda firma que recibe una negativa tras solicitar que la ley de descanso dominical no comience a aplicarse el próximo 3 de julio, cuando debe entrar en vigencia en Rosario. Hay otras dos empresas que hicieron presentaciones que aún no fueron resueltas.

La semana pasada, la cadena de supermercados Coto solicitó una medida cautelar de "no innovar" que recayó en el Juzgado Civil y Comercial de la 2ª Nominación, a cargo de la jueza Julieta Gentile. Se trata de una orden judicial para no realizar actos que modifiquen una situación de derecho que altere el statu quo, siempre que haya lesión —o amenaza de lesión— de un derecho.

En este caso, la intención del supermercado era que se suspendiera la aplicación de la ley provincial Nº 13.441, que los obliga a partir del 3 de julio próximo a cerrar los domingos y feriados, y la ordenanza municipal Nº 9.561, que la reglamenta en Rosario.

La empresa argumentó el pedido en el artículo 31 de la Constitución Nacional, que establece que las provincias están obligadas a no contradecir las leyes nacionales ni la propia Constitución.

Para Coto, el hecho de que la ley ponga restricciones a las jornadas de los empleados al prohibir el trabajo los días domingos y feriados, va en contra de esta máxima y por eso la cataloga de "arbitraria e ilegal".

La empresa considera que no corresponde a las provincias ni a los municipios legislar sobre materia laboral ni comercial, ya que este es un atributo que se ha delegado a los poderes nacionales.

Sin convicción. "El amparista, en esta etapa, no logra crear convicción en este juzgado acerca de la existencia del daño irreparable y que éste sea cierto o inminente", expresa la jueza en la resolución con la que ayer rechazó la medida cautelar.

En el texto, la magistrada no ahondó en la cuestión de la constitucionalidad de la ley a la que Coto hace referencia. Para Gentile, esa es una cuestión que debe dirimirse en el fuero contencioso administrativo.

A raíz de este revés, la cadena nacional de supermercados deberá cumplir con la reglamentación a partir del 3 de julio próximo, cuando entra en vigencia. Ergo, ese domingo sus locales deberán cerrar sus puertas para permitir el descanso de sus empleados.

Otras presentaciones. Coto había presentado la medida cautelar a principios de la semana pasada. Fue la segunda de las cadenas de supermercados en recibir un revés judicial en sus pretenciones. La primera fue Jumbo, que el 23 de mayo había realizado una presentación en el juzgado Civil y Comercial de la 4ª Nominación, a cargo de Silvia Cicuto, pero la magistrada lo rechazó al considerar que el tema era competencia de la Cámara Contencioso Administrativa.

Ante ese fuero hizo su presentación el lunes último el hipermercado Libertad en contra de la ordenanza de adhesión a la ley. El planteo aún no fue resuelto.

El mismo día, la firma Carrefour inició una acción de amparo ante el Juzgado Civil y comercial Nº 10, a cargo de Eduardo Oroño, argumentando que la normativa vulnera los derechos de la empresa y de los trabajadores, además de ser una medida arbitraria en los comercios con grandes superficies comerciales.

Las presentaciones judiciales de estas cuatro grandes cadenas nacionales de supermercados se iniciaron apenas se dió a conocer el fallo de la justicia de Reconquista, que el 20 de mayo pasado declaró inconstitucional la normativa provincial y las ordenanzas municipales de adhesión a la misma de las localidades de Reconquista y Avellaneda, en el departamento General Obligado.

El argumento que esgrimieron los magistrados de la Cámara de Apelación en lo Civil, Comercial y Laboral(María Eugenia Chapero, Santiago Dalla Fontana y Aldo Pedro Casella) es que no correspondía a las provincias legislar sobre materia laboral.

En medio de las controversias, los días corren y la norma entrará en vigencia el domingo 3 de julio.

Comentarios