La ciudad
Domingo 18 de Septiembre de 2016

Un sector neurálgico, eje de oportunidades

Para los profesionales que integran la comisión de Urbanismo del Colegio de Arquitectos de la ciudad, Puerto Norte representa para Rosario el proyecto urbanístico de mayor envergadura, modelo de urbanización del siglo XXI, que en general ha dinamizado procesos de gentrificación en áreas degradadas y las convirtió en barrios exclusivos equipados con servicios de alta gama.

"Gentrificación es el cambio en las condiciones y equipamiento de un barrio degradado, a través de grandes inversiones para ese fin. Es un proceso netamente urbano, cuestionado porque genera desplazamiento de sus habitantes originales, generalmente pobres, que no están contemplados en la renovación", explicó la arquitecta Luisetti.

Puerto Norte funcionó desde el siglo XIX como un auténtico nudo neurálgico de transporte ferroviario y portuario. Ese sector incluyó tierras públicas del Estado Nacional reguladas por la Administración de Bienes del Estado (Aabe), más tierras privadas.

El proceso de reconversión se inició en la década del 60 cuando, una vez aprobado el Plan Regulador, se ordenó el traslado de la actividad portuaria a la zona sur de la ciudad, asignando al área destino de espacio verde público.

En los 90' se aprobó la reconversión de 100 hectáreas estratégicamente ubicadas en el macrocentro de la ciudad, frente al río, y con un valor paisajístico excepcional.

El Plan Maestro de 2004 organizó la zona dividida en siete Unidades de Gestión, en cinco de ellas se definieron Planes de Detalle. El gobierno local promovió la inversión privada para ejecutar las obras; y además se encargó de la planificación y la gestión del proyecto urbano mediante convenios urbanísticos y el control de la captación de los beneficios (plusvalía).

Comentarios