la_region
Jueves 15 de Septiembre de 2016

Un Samco de Santa Fe, sin anticonceptivos

El personal del Samco del barrio El Pozo de la capital provincial denunció que no cuenta con pastillas anticonceptivas desde hace unos seis meses para suministrar a sus pacientes.

El personal del Samco del barrio El Pozo de la capital provincial denunció que no cuenta con pastillas anticonceptivas desde hace unos seis meses para suministrar a sus pacientes.

No obstante se aclaró que como alternativa, sí hay en el centro de salud inyectables y dispositivos subcutáneos, pero esta opción no es aceptada por un buen número de mujeres no quiere o no puede modificar el clásico método de protección de los anticonceptivos orales.

Desde el Samco, algunas enfermeras aventuran que en pocos meses se va a ver en el barrio santafesino un notorio incremento de nacimientos. No obstante se manifestó que no se pudo especificar la cifra de mujeres que dejaron de cuidarse. Lo que sí es concreto y el personal del Samco pudo detallar es que es menor la cantidad de mujeres que suele usar el inyectable en vez que la pastilla.

Además hay pacientes que requieren los anticonceptivos orales porque realizan un tratamiento específico y no pueden cambiar el método.

Falta de otros medicamentos. Desde el Samco de El Pozo, además de la falta de anticonceptivos orales, también manifestaron preocupación por la carencia desde hace tiempo de algunos medicamentos para diabéticos (metformina), para hipertensos (enalapril), para tratar convulsiones en bebés (dipirona) y para la acidez (ranitidina).

Desde áreas de la provincia, en cuanto a la carencia de anticonceptivos, se expresó que no ha habido cambios en la política de anticoncepción, y se consideró que la situación en el Samco del barrio El Pozo es un caso específico, e incluso se aclaró que se sumó el DIU con hormonas.

Además se aclaró que los insumos anticonceptivos, ya sean pastillas, inyectables, DIU o implantes subdérmicos, son provistos por el Ministerio de Salud nacional.

Conflicto. Cabe recordar que desde junio pasado, el personal de salud del Samco del barrio El Pozo, nucleado en ATE, se halla en estado de asamblea permanente y reclama el cobro del incentivo de atención primaria de la salud (APS), de unos 1.200 pesos, que no lo recibe el plantel y solamente lo hace efectivo el cuerpo médico.

Los martes y jueves —en el horario de 10 a 13— se llevan a cabo asambleas en el Samco y, en ese momento, sólo se atienden urgencias, ya que se suspende la tarea cotidiana.

Comentarios