Turismo
Domingo 25 de Septiembre de 2016

Un rústico espacio que no desentona

La arquitectura del hotel prioriza su entorno. Principalmente las magíficas vistas del Parque Nacional Torres del Paine, declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco en 1978.

La estadía en la Patagonia chilena fue sinónimo de contemplación y descanso. Y la estadía en el hotel Tierra Patagónica se desarrolló en esa sintonía. Enclavado en la orilla del lago Sarmiento, éste resultó un lugar natural entre tanta naturaleza. Porque su estructura no altera lo que lo rodea. Su fisonomía hace que se inserte en el medio sin romper el equilibro del ambiente.

   La arquitectura del hotel prioriza su entorno. Principalmente las magíficas vistas del Parque Nacional Torres del Paine, declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco en 1978.

   Puertas adentro, desborda la calidez. Su interior revestido con madera de lenga, un árbol característico de la zona, lo convierte en un refugio sumamente acogedor.

   Como lo define la arquitecta que estuvo a cargo del proyecto, Cazu Zegers, "el edificio debe ser una segunda piel sensible que permita experimentar la fuerza y belleza mística de este lugar. El gesto territorial es el de un cuerpo libre abarcando la extensión, como un cuerpo virtual que se conforma en los recorridos exteriores e interiores. En la cabeza está el macizo del Paine, los brazos son los hitos geográficos que definen los límites de las orillas del lago, las piernas son la forma de acceder al lugar y en el corazón; el edificio del hotel".

   "Para integrar el edificio al paisaje del lugar y dialogar con el entorno en pleno equilibrio, quise hacer un fuselaje como un ala de pájaro, que sale de la tierra y se vuelve a meter, en un suave gesto ondulante como las dunas circundantes. No quería que el hotel fuera el protagonista sino un elemento más del paisaje.

Cómo llegar

LATAM

10 frecuencias semanales a Calafate desde Aeroparque. Tarifa desde: 2.408 pesos.

Ventas y Consultas

0810-9999-526

www.latam.com

Comentarios