Escenario
Viernes 28 de Octubre de 2016

Un regreso despojado y emotivo

La cantante Lady Gaga volvió con "Joanne", un álbum que refleja recuerdos, dolor y valentía.

Lady Gaga vendió 30 millones de discos y fue la artista más interesante del cambio de década. Pero ahora la reina, como el rey de la fábula de Andersen, está desnuda. Una Lady Gaga despojada y emotiva cobra vida en "Joanne", su nuevo y esperado disco. En realidad en el título del álbum está escondido su segundo nombre: Stefani Joanne Angelina Germanotta. Se trata de todo un viaje íntimo y personal que la estrella pop ha hecho en los últimos años para llegar hasta allí: a los recuerdos de su infancia y las situaciones traumáticas que marcaron sus primeros años.

   "Mi segundo nombre es Joanne. Me lo pusieron por la hermana de mi padre, que murió a los 19 años de lupus", explicó en una rueda de prensa en Londres. "Joanne estaba en el hospital. Tenía algo que le crecía en las manos y los médicos recomendaron que se las cortaran para salvar su vida. Pero mi abuela dijo que no. Porque Joanne era una artista: pintaba, escribía poesía, hacía tipografía. Era muy especial y usaba sus manos. Así que su madre no quiso que sus últimos momentos en la tierra fueran sin su instrumento. Por eso el primer verso de la canción que escribí dice «toma mis manos»", se explayó.

   Lady Gaga contó que no alcanzaba a comprender "la profunda tristeza" de su padre en aquel entonces. "Me sentía abrumada en la cena de Navidad cuando mi abuelo Giuseppe lloraba en la mesa", confesó. "Recuerdo los mocos saliendo de esa gran nariz siciliana, aquel pañuelo de tela y las lágrimas. De niña no lo podés procesar. Yo era muy rebelde y crecí resentida con mi padre por ser sobreprotector. El abrió un restaurante, al que llamó Joanne, y mi hermana y yo bailábamos abrazadas por ahí. Me di cuenta de que soy parte de una gran familia que ha perseverado a pesar del dolor. Una familia de inmigrantes italoamericanos, duros trabajadores. No soy tan diferente. Y es ahí donde reside ahora mi creatividad. Pienso en cómo escribir una canción con la que pueda identificarse alguien que cree que no tiene nada que ver conmigo. ¡Dios mío, somos sólo seres humanos! Lo demás son ropas, ideas, estilismos, ilusiones perfectas", señaló.

   Desde el propio título, que hace referencia a la tragedia que marcó a su familia, "Joanne" es un disco que no rehúye a las intimidades. "He querido poner una parte más profunda de mi rabia y mi corazón", explicó la cantante. "Tenía que eliminar la furia y desvelar esos niveles de oscuridad que hay en todos nosotros. Hay oscuridad en el disco. Me fascina cómo he podido curarme creando cosas que son feas para otras personas, pero para mí están llenas de emoción, dolor y valentía. Dicen que mejor que cualquier terapia es gritar a una almohada. Parece algo histérico, pero tiene todo el sentido. Es increíble esa experiencia. Pude sacar mucho de liberar esa rabia, de partir de lo superficial y escarbar más hondo", detalló.

   Muchas cosas han pasado para que Lady Gaga pueda llegar a este momento: lidió con el recordatorio constante de que "Artpop", su disco de 2013, no igualó el éxito de sus álbumes previos; se separó de su manager y además anunció que ella y su novio, el actor Taylor Kinney, se estaban tomando un descanso de su relación.

   Sin embargo, también asomaron buenas noticias. Desde "Artpop" obtuvo su sexto premio Grammy por su disco de jazz con Tony Bennett; actuó en los Oscar (dos veces) y fue nominada a mejor canción original; ganó un Globo de Oro por su papel en "American Horror Story" y recibió grandes elogios por su interpretación del himno nacional estadounidense este año en el Super Bowl.

   Gaga ya no luce vestuarios extravagantes. En las entrevistas se muestra con simples leggins negros, zapatos planos, camisa y el pelo recogido en un moño. "Me siento más cómoda así", asegura. "Antes me sentía mejor expresando mi interior a través de la ropa. No era una máscara, lo que veías es lo que era. Demasiada gente cree que a los artistas les importa su opinión sobre su trabajo. Pero no sos un artista si no tenés una perspectiva. Y tiene que ser tuya. Había mucho alrededor de mí que era artificial. Era más difícil cuando cada día me sentía obligada a estar a la altura de las expectativas de alguien. Prefiero levantarme y decir «esta soy yo»", aseguró.

   En esta nueva etapa, la cantante también se meterá de lleno en el mundo del cine. Lady Gaga seguirá los pasos de Barbra Streisand y Judy Garland en la remake de "Nace una estrella", a las órdenes de Bradley Cooper, que lo espera todo de ella. "Me siento totalmente eufórica por formar parte de este proyecto, aunque reconozco que es un gran reto", admitió. Esta es su primera incursión a fondo en el universo del celuloide, tras haber pasado de costado por "Machete" y "Sin City". Otras lo intentaron sin demasiado éxito antes que ella (Madonna, sin ir más lejos), aunque quienes la vieron actuar admiten que la cámara la quiere tal cual es y sin necesidad de ornamentos.

Lady Gaga / Joanne
El álbum contó con invitados como Josh Homme, Beck, Florence Welch y Jeff Bhasker. Mark Ronson lideró al equipo como productor ejecutivo y coescribió todas las canciones con la cantante.

Comentarios