Policiales
Lunes 21 de Noviembre de 2016

Un régimen especial para acelerar el trámite

Los mecanismos de compra que Bullrich habilitó a las provincias surgen de una ley controvertida, la 21.770, por la que se autoriza a los estados provinciales a importar como material secreto de seguridad, sin verificación previa, elementos destinados al equipamiento o funcionamiento de las policías provinciales.

Los mecanismos de compra que Bullrich habilitó a las provincias surgen de una ley controvertida, la 21.770, por la que se autoriza a los estados provinciales a importar como material secreto de seguridad, sin verificación previa, elementos destinados al equipamiento o funcionamiento de las policías provinciales.

La provincia de Santa Fe ya dispone de la ley de emergencia de seguridad que habilita compras directas de pertrechos para sus fuerzas. Para compras en el exterior, sin embargo, debe verificarse que el bien no sea elaborado por un proveedor nacional, que tiene prioridad. Algunas de estas tramitaciones deberán darse ad referéndum de la Legislatura provincial.

Lo que prometió Bullrich en Israel a cinco provincias es que las compras en el exterior de servicios requeridos por las fuerzas de seguridad estarán libres de impuestos. "Debemos considerar los mecanismos de principio a fin. Muchas veces el Estado termina pagando el doble por los aranceles que se van sumando a los equipos demandados. Pero no solamente hay que atender el precio sino que los controles de la administración no terminen generando las demoras excesivas. Eso le pediremos a la Nación, porque las necesidades de dar soluciones nos apremian", dijo Martín Pullaro.

Las empresas extranjeras tienen que tener un representante en el país que es quien participa de los concursos o licitaciones. La exigencia no es solo que el interesado brinde la garantía por desgaste sino el mantenimiento permanente o ayuda mientras dure el equipo en servicio. "El oferente tiene que comprometerse no solo a vender, sino a quedarse doce meses mas en la provincia", dijo Ignacio Tabares, subsecretario de la Secretaría de Tecnologías.

Comentarios