Blanqueo de capitales
Domingo 19 de Junio de 2016

Un primer semestre con números flojos para la actividad económica del país

Ese panorama planteó el Centro de Economía Política Argentina (Cepa) en el último informe en el que releva la coyuntura económica y analiza los primeros seis meses de gestión de Mauricio Macri.

Los caída de la actividad económica _expresada en una brusca baja de indicadores como ventas minoristas, producción industrial y construcción_ dan cuenta del sensible impacto que significaron las pérdidas de puestos de trabajo (167.564 despidos y suspensiones al 31 de mayo) y la caída del salario real en sus distintos estratos como dinamizadores del consumo, cuya fuerza se redujo durante los primeros seis meses de gobierno de Cambiemos.

Ese panorama planteó el Centro de Economía Política Argentina (Cepa) en el último informe en el que releva la coyuntura económica y analiza los primeros seis meses de gestión de Mauricio Macri.

"Es probable que esta trayectoria de la macroeconomía, que da cuenta de caída del consumo agregado y seguidamente, de la disminución de la actividad productiva con afectación a la industria y a la construcción, se traduzca en los próximos meses en una menor dinámica inflacionaria", indicó el informe.

En línea con esto la variación interanual de la recaudación general y del IVA mostraron una caída por debajo de la inflación desde febrero de 2016. "Esto da cuenta de una caída significativa del nivel de actividad", agregó.

También Cepa indicó que si en abril los distintos indicadores de precios minoristas señalaron un importante aumento mensual (entre 6 y 7%, a excepción de IPC San Luis, con 3,5%), "esta cifra mostrará una caída para el mes de mayo producto de la contracción de la actividad".

Con lo cual, de cualquier forma _incluso considerando una inflación mensual de 2% durante todo el segundo semestre_ la proyección anual supera el 35%, es decir, 10 puntos por encima de las expectativas inflacionarias que el equipo económico del gobierno nacional proyectó.

El frente fiscal

El informe precisa que en el panorama fiscal para el primer cuatrimestre, se evidenció una mejora en términos de balances pero a costa de una contracción mayor de los gastos que de los ingresos públicos.

"Respecto del mismo período del año anterior, se observa una merma corriente de apenas 3% pero que, si se deflacta, asciende en términos reales a una contracción de 27%. Esto se explica porque en términos reales la contracción de los ingresos fue menor que la de los gastos. En este último rubro, se destaca la caída (incluso en términos corrientes) de las erogaciones de capital, es decir todos aquellos gastos asociados a la obra pública".

Cepa indicó que las señales dadas en mayo por el gobierno en relación a la política monetaria, muestran que abril fue el último mes donde las Lebacs pagan un interés exorbitante para esterilizar. "La estrategia del BCRA se encaminará ahora a morigerar la renovación de Letras que vencen los próximos meses garantizando así una demanda de divisas que deje el tipo de cambio de piso en torno a los $14,5 durante los meses de la liquidación", dijo.

No obstante, también cabe señalar que el comportamiento "tijera" entre tipo de cambio y tasa de interés indica que la reciente reducción de la tasa de Lebac augura un incremento de la demanda de dólares para el quinto mes del año. En este marco, "el ingreso de divisas por la cosecha y _de aprobarse la ley de blanqueo_ los eventuales ingresos por amnistía fiscal se transformarían en la única válvula de escape a la presión sobre el dólar. Todo ello en un contexto en donde la llegada de inversiones productivas resulta difícil en el marco de la caída de la actividad y de perspectivas negativas de crecimiento para Argentina y Brasil".

La inversión que no llega

Según Cepa, el impulso de la ley de blanqueo de capitales se encuentra vinculada a la dinámica externa, en la medida en que la

"lluvia de dólares" no parece concretarse y a medida que avanza el segundo semestre es cada vez más claro que los dólares tendrán un ingreso por la puerta financiera, no comercial.

Según el balance cambiario del BCRA sólo ingresaron 513 millones de inversión extranjera directa en primer trimestre 2016 (enero, febrero, marzo), contra 412 millones en el mismo trimestre del año pasado. Si se mantiene un ingreso de 500 millones por trimestre, son 2.000 millones de dólares al año. "Es una cifra significativamente menor, por ejemplo, al ingreso de inversión extranjera en 2012, de 3.744 millones de dólares. Incluso en 2011 la inversión extranjera había sido de 3.502 millones de dólares", apuntó Cepa.

En materia de endeudamiento explicó que se observa una "alteración de los actores tomadores de crédito". Las dos operaciones en torno a endeudamiento externo durante el primer cuatrimestre de Nación "dejaron un saldo de casi u$s 24.000 millones de crecimiento en la deuda externa argentina, sin que haya ingresado un sólo dólar al país", puntualizó y dijo que son las provincias las que comienzan a endeudarse en dólares.

La fuga

Estos flujos de dólares por vía del blanqueo y endeudamiento, a lo que se agrega la liquidación de cosecha "tuvieron como contracara _y tendrán, por la liberación cambiaria_ la fuga de divisas", indicó Cepa y detalló que la liberalización cambiaria "se tradujo en una creciente formación de activos externos, particularmente desde el mismo mes de diciembre, donde la cifra ascendió a 2.024 millones de dólares".

El promedio de fuga de los primeros cinco meses de gobierno de Cambiemos indica una formación de activos externos mensual de u$s 1.418 millones. Esto supera los guarismos de fuga mensual desde 2012 a 2015.

Comentarios