Masacre de Orlando
Lunes 13 de Junio de 2016

Un presunto islamista, detrás de la masacre de 50 personas gays en un boliche de Florida

El joven de 29 años, estadounidense hijo de inmigrantes afganos, se declaró fiel a Estado Islámico. Este reivindicó el ataque

El ataque de un joven armado de origen afgano contra un club nocturno gay de Orlando, Florida, dejó al menos 50 muertos y 53 heridos, muchos de ellos graves. Fue la peor masacre de este tipo en la historia de Estados Unidos. El atacante se identificó con el Estado Islámico (EI o Isis) y este grupo terrorista reivindicó el atentado mediante un comunicado. Asimismo, el FBI admitió que había investigado al atacante dos veces, en 2013 y 2014, por sus vínculos terroristas.

"Por lo que sabemos, éste fue un acto de terrorismo, un acto de odio", aseguró el presidente Barack Obama, aunque advirtió que las autoridades aún no llegaron a una conclusión sobre los motivos de la matanza. "Esto nos recuerda que los ataques contra cualquier estadounidense, más allá de la raza, la etnia, la religión u orientación sexual son un ataque contra todos nosotros", dijo el mandatario en un mensaje a la nación. El atacante era Omar Saddiqui Mateen, un estadounidense de 29 años nacido en Nueva York de inmigrantes afganos. Trabajaba como guardia privado y exhibió durante la toma del local nocturno un alto nivel de instrucción en tiro: mató a 50 personas e hirió a otras 53. Tambiéntomó rehenes antes de ser abatido por los comandos Swat. La batalla duró más de tres horas, entre las 2 y las 5 de la madrugada.

El joven iba armado con un fusil de asalto AR-15 (semiautomático, es decir que dispara tiro a tiro) y una pistola. Disparó a los más de 300 presentes en el club Pulse desde las dos de la mañana. Como tomó rehenes, la policía debió esperar a los Swat y sólo tres horas después estos pudieron abatir a Mateen. Los oficiales destacaron que lograron liberar a más de 30 atrapados en el club. Mateen trabajaba para una empresa de seguridad y adquirió legalmente las dos armas. El FBI lo había investigado en 2013 y 2014 por sus vínculos con milicianos islamistas y lo entrevistó en tres oportunidades, pero no halló evidencias suficientes. Según el FBI "Mateen hizo inflamados comentarios a sus compañeros de trabajo declarando posibles vínculos con terroristas". Empero, según el FBI, las autoridades determinaron que el contacto con los milicianos islámicos "fue mínimo". Mateen no se encontraba actualmente bajo observación de ninguna autoridad.

Según The Washington Post y la agencia AP, Mateen habló al número de emergencias 911, a cuyos operadores les dijo que había jurado lealtad al Estado Islámico. También hizo mención al atentado islamista de 2013 contra el maratón de Boston, obra de dos hermanos de origen checheno. El padre del asesino, sin embargo, atribuyó la conducta de su hijo a razones puramente homofóbicas. Dijo que había regresado recientemente muy molesto de Miami luego de ver a dos gays besarse en la calle. "La religión no tiene nada que ver", aseguró el padre.

Vínculo peligroso. Horas más tarde, la agencia de noticias del Isis, Amaq, publicó que el ataque fue obra de "un combatiente del Estado Islámico" contra "un club de homosexuales en Orlando". Anoche, el canal Fox News citó fuentes de la investigación que vinculan a Mateen con un imán radicalizado de Orlando, Marcus Dwayne Robertson. Este estuvo preso por diversos delitos violentos, y es un ex marine que lidera en Orlando el Seminario de Fundamentos de Conocimiento Islámico, "Abu Taubah".

En Los Angeles. Al otro lado del país, la policía detuvo a un hombre fuertemente armado que dijo que iba al desfile del orgullo gay en Los Angeles a "causar daño", informó la jefa de la policía de esa ciudad, Jacqueline Seabrooks. No quedaba claro qué tenía previsto hacer exactamente en la marcha en West Hollywood, pero en el vehículo del detenido se hallaron numerosas armas, entre ellas varios fusiles, municiones y químicos. El detenido se trasladaba en un auto del estado de Indiana. Los investigadores no consideran que esta detención en Santa Mónica guarde relación con la masacre en Orlando. El alcalde de Los Angeles, Eric Garcetti, dijo antes del inicio de los festejos que el desfile se celebraría tal como estaba previsto, pero que se reforzarían las medidas de seguridad. En varias ciudades se extremaron las medidas de seguridad de los desfiles del orgullo gay de ayer. Las marchas del Orgullo Gay, habitualmente alegres, estuvieron marcadas por el luto por las 50 víctimas de Omar Mateen.


Comentarios