Edición Impresa
Sábado 28 de Noviembre de 2009

Un premio internacional por desafiar a los números

Tres chicos santafesinos se quedaron con el bronce en la Olimpíada de Mayo, una competencia juvenil iberoamericana de matemática, para alumnos que no pasan los 15 años de edad. Los premiados son Iara Cantore Pasero y Juan Ignacio Segura, del Politécnico de Rosario, y Franco Nardi del Colegio Niño Jesús, de Santa Fe. Rescatan el desafío que les abren estos certámenes al conocimiento pero también recuerdan que falta más apoyo del Estado a los mismos.

Tres chicos santafesinos se quedaron con el bronce en la Olimpíada de Mayo, una competencia juvenil iberoamericana de matemática, para alumnos que no pasan los 15 años de edad. Los premiados son Iara Cantore Pasero y Juan Ignacio Segura, del Politécnico de Rosario, y Franco Nardi del Colegio Niño Jesús, de Santa Fe. Rescatan el desafío que les abren estos certámenes al conocimiento pero también recuerdan que falta más apoyo del Estado a los mismos.

Juan Ignacio tiene 13 años, cursa el 1º del secundario en el Instituto Politécnico que depende de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), Iara tiene los 15 recién cumplidos y está en el 2º año del mismo colegio. Los dos tienen en común haber aceptado el reto de rendir esta prueba, a la que sólo pueden aspirar los que aprueban la olimpíada nacional de matemática. Esta vez se inscribieron 400 alumnos argentinos.

Uno y otra dicen que esta vez el examen fue "más rebuscado" que lo esperado, pero también que lo más atractivo es saber que el jurado valora "el recorrido que se hace para llegar al resultado". En otras palabras, los conocimientos y la creatividad elegidos a la hora de resolver los problemas. La prueba que debieron pasar consistió en resolver 5 problemas, para los que tuvieron tres horas de tiempo límite.

Los chicos confiesan que el placer por los números "lo tienen desde muy chicos", y que es importante para seguir adelante "el estímulo que den los docentes". También "la familia", aportan. Inquietos y muy seguros dicen también que "estaría bueno que el Estado apoyara más estas olimpíadas".

Así aluden a un problema de vieja data para todas las instancias de las olimpíadas matemáticas: la demanda de los docentes por contar con más apoyo económico. Es que las actividades que año a año mueven a miles de chicos tras los números, se sostienen por la Fundación de la OMA, el aporte de padres, cooperadores y los mismos chicos. Un pedido que también recuerda la subsecretaria regional de la OMA, la profesora Mónica Napolitano.

Descubrir y estimular

La Olimpíada de Mayo se llama así porque la prueba escrita se realiza durante el segundo sábado de mayo de cada año. Los resultados se conocen después de unos meses. Está auspiciada y promovida por el Centro Latinoamericano de Matemática e Informática (Clami) y la Federación Iberoamericana de Competiciones Matemáticas. Entre otras metas, busca "descubrir, estimular y desafiar a los estudiantes con habilidad matemática en los países de Iberoamérica", y también "favorecer las relaciones de amistad".

Para la olimpíada, cada país envía a la coordinación central las 10 mejores pruebas.Esta vez participaron chicos de 19 naciones: Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, Chile, Ecuador, El Salvador, España, México, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, Puerto Rico, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

Comentarios