La ciudad
Viernes 10 de Febrero de 2017

Un poste de luz cayó sobre la cabeza de un nene de 7 años

Hacía el calentamiento previo para jugar un partido de fútbol infantil cuando cedió la columna. Otro chico y un adulto también resultaron heridos.

Un poste de iluminación cayó sobre la cabeza de un jugador de fútbol infantil de 7 años mientras se disputaba un partido, hiriendo al mismo tiempo a otro chico de 9 y a un adulto que intentó detener el impacto. El hecho sucedió el miércoles por la noche en el Club Atlético Junior, ubicado en Gustavo Cochet al 7500, a 50 metros de Circunvalación, en la zona oeste de la ciudad. Allí se disputaba un amistoso entre todas las categorías (de 2005 a 2013) de quienes oficiaban de local, que se enfrentaban con las del Club Ateneo Infantiles Rosarinos, con el objetivo de juntar fondos para la institución.

   Según el testimonio de los presentes, los niños de la categoría 2009 del cuadro visitante aguardaban sobre uno de los laterales de la cancha que terminara de disputarse el partido de los de la 2010, realizando el calentamiento previo, cuando una columna de madera que sostenía un reflector se precipitó sobre el grupo. Testigos afirman que algunos chicos estaban balanceándose sobre un grueso alambre que mantenía el poste erguido, hasta que éste cedió.

Estuvo a punto de ser una tragedia, pero la rápida acción de uno de los entrenadores, que al ver la escena comenzó a correr hacia la zona gritando que se aparten, evitó que los heridos sean más y de mayor gravedad.

   Ayrton, de 7 años, sufrió un fuerte golpe en la cabeza, y la chapa del artefacto de iluminación le produjo un corte en el cuero cabelludo. Otro niño de 9 años padeció algunas raspaduras y magullones, en tanto un padre que contemplaba el partido e intentó interponerse para amortiguar la caída terminó con una herida en la boca y perdió dos dientes.

Luciano, el mismo profesor que con su advertencia salvó a varios chicos, se sacó la remera y envolvió la cabeza de Ayrton para detener el sangrado. Luego lo subieron a un auto y lo llevaron al Policlínico San Martín, que está en la zona. Finalmente fue derivado al Sanatorio de la Mujer, donde le diagnosticaron traumatismo de cráneo, pero se encuentra fuera de peligro.

   En un video difundido por sus padres desde el hospital, aseveró que no recuerda nada de lo ocurrido. El otro niño se fue por sus propios medios con sus padres, mientras que el adulto fue atendido por una ambulancia del Sies, derivado a un efector y ya se encuentra en su casa.

   Las autoridades del club, que ayer visitaron al chico internado para constatar su estado de salud y aseguraron que hoy recibiría el alta, afirmaron a La Capital que todo gasto de atención médica está contemplado por el seguro que contratan a través de la liga en la que participan, la Asociación Rosarina Deportiva y Turismo Infantil (Ardyti). "Es la más cara, pero hacemos el esfuerzo porque es la más segura, cubre a los chicos, al público, a los entrenadores y al personal. De hecho, esta jornada de amistosos se disputaba para juntar el dinero para pagar el fichaje de los jugadores de este año", comentó Martín Prietto, síndico del Atlético Junior.

Mala fortuna

Desde la comisión directiva del club también aclararon que la mala fortuna tuvo mucho que ver con el lamentable hecho, ya que la Municipalidad se había comprometido a cambiar el poste durante este mes.

"Lo arreglamos como pudimos, con un alambre que soportó tormentas bastante fuertes sin que la columna se moviera. En la puerta del club hay otro poste que nos enganchó un camión volquete que entraba material a la escuela y quedó colgando. Lo emparchamos nosotros, porque vino gente de la Empresa Provincial de la Energía (EPE) a mirar, no hicieron nada y se fueron", explicó Prietto. Por suerte, no se desató una tragedia.


Comentarios