Edición Impresa
Domingo 05 de Octubre de 2014

¿Un político bendecido?

El ex diputado Carlos Castellani parece decidido a volver a la actividad política. Si bien nunca la abandonó del todo, su rol de empresario del sector de maquinaria agrícola lo venía teniendo algo alejado de las acciones partidarias.

El ex diputado Carlos Castellani parece decidido a volver a la actividad política. Si bien nunca la abandonó del todo, su rol de empresario del sector de maquinaria agrícola lo venía teniendo algo alejado de las acciones partidarias. Pero ahora tendrá cierto margen ya que dejó de presidir, después de dos años, la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola, rol que también lo llevaba a pasar varios días en Buenos Aires. Ahora tendrá más tiempo libre. ¿Se sumará a alguna lista de candidatos? Mientras, el empresario de Las Parejas se sumó a una delegación de industriales metalúrgicos que estuvo visitando el último miércoles al Papa. Lo acompañaron sus hijas, su nieta y su esposa. ¿Lo habrá bendecido Francisco?

Primeros en la largada

Ya no es un secreto. Son varios los concejales que decidieron anotarse a la carrera para la Intendencia. De un lado y de otro. Por el frente oficialista parece que el anuncio de que Mónica Fein irá por la reelección no logró detener los lanzamientos de postulaciones, como la de Pablo Javkin y Miguel Zamarini, quienes ya se anotaron. Desde la oposición al socialismo, en los últimos días también aparecieron afiches de Roberto Sukerman, a quien cada vez le cuesta más mantener en secreto el anuncio formal que podría concretar esta semana en un hotel céntrico. Y parece que no serán estos los únicos ediles que se animarán a dar el gran paso.

El gacetillero  del Concejo

Ya que se habla de concejales, en el Palacio Vasallo hay ediles que bautizaron con el extraño apelativo de “el gacetillero” a uno de sus pares. Parece que el sobrenombre obedece al hecho de que el hombre presentó una cantidad más bien escasa de proyectos y casi no intervino en los debates del cuerpo a lo largo de los diez meses que lleva sentado en su banca, pero en cambio demostró una gran eficacia para redactar comunicados de prensa en los que embiste públicamente contra sus pares. Entre sus víctimas ya se cuentan Miguel Zamarini, Jorge Boasso, Roy López Molina y Roberto Sukerman. Por lo que se ve, quienes lo cuestionan por ese detalle al menos deberían valorar el hecho de que “el gordo”, tal su sobrenombre más conocido, no se ensañe contra los representantes de un solo sector político.

Comentarios