El Mundo
Sábado 29 de Octubre de 2016

Un pastor evangelista, a punto de ser alcalde de Río

Tierra de la sensualidad y de la liberación del carnaval, la ciudad de Río de Janeiro puede ser gobernada por un pastor evangelista de la Iglesia Universal que declaró en el pasado que los homosexuales son "malignos" y que la Iglesia Católica es "demoníaca", favorito en las encuestas para vencer en el balotaje de las elecciones municipales de mañana.

Tierra de la sensualidad y de la liberación del carnaval, la ciudad de Río de Janeiro puede ser gobernada por un pastor evangelista de la Iglesia Universal que declaró en el pasado que los homosexuales son "malignos" y que la Iglesia Católica es "demoníaca", favorito en las encuestas para vencer en el balotaje de las elecciones municipales de mañana.

Se trata de Marcelo Crivella, autodenominado obispo, sobrino del magnate Edir Macedo, el poderoso fundador y líder de la Iglesia Universal del Reino de Dios, quien enfrentará el domingo en la segunda vuelta de las municipales de Río de Janeiro a Marcelo Freixo, profesor universitario del izquierdista Partido Socialismo y Libertad (PSOL).

Crivella ganó la primera vuelta y ahora lidera las encuestas con el 46 por ciento de los votos, contra el 27 por ciento de Freixo, ante un 19 por ciento que declaró votar en blanco y un 8 por ciento de indecisos.

Crivella, un senador del Partido Republicano Brasileño que llegó a ser ministro de Pesca de Dilma Rousseff en 2013 cuando esa fuerza formaba parte de la coalición oficialista, ahora es un aliado del presidente Michel Temer.

Incluso Crivella fue uno de los ex ministros que votó por destituir a Rousseff. Igual, es resistido en Río de Janeiro por el Partido del Movimiento de la Democracia Brasileña (PMDB), del alcalde saliente Eduardo Paes, ampliamente derrotado en la primera vuelta del 2 de octubre.

El perfil de Crivella, con gran rechazo entre el progresismo, tanto de la derecha liberal como de la izquierda tradicional, se hizo fuerte en las comunidades más pobres de Río para convertirse en favorito, contrariamente a Freixo, cercano a los movimientos sociales y a las clases medias progresistas.

"El estado de Río de Janeiro es gobernado por el PMDB y está colapsado. Crivella, que ya es muy conocido como político, propone soluciones para la ciudad que llegan al oído de los trabajadores sin militancia, la mayoría electores de las favelas, los que funcionan como péndulo del centroderecha a la centroizquierda dependiendo el candidato", dijo el cientista político Ricardo Ismael, profesor de la Pontificia Universidad Católica.

Un punto a favor de Crivella para buscar financiación en un Estado quebrado tras los Juegos Olímpicos es su buena relación con Temer, de quien es aliado como senador y le votó los proyectos de ajuste económico e incluso la destitución de Rousseff.

El pasado de Crivella desfila por los medios en la última semana: la revista Veja optó por publicar en su portada una fotografía de la ficha policial del pastor cuando había sido detenido por participar de una ocupación de un terreno hace 20 años.

Comentarios