Edición Impresa
Lunes 22 de Septiembre de 2014

Un paso de perfil bajo y a puro golf

Si bien desde hace bastante tiempo su nombre dejó de ocupar las páginas de los diarios y de aparecer  en los títulos de televisión, su presencia no pasó inadvertida para casi nadie.

Si bien desde hace bastante tiempo su nombre dejó de ocupar las páginas de los diarios y de aparecer  en los títulos de televisión, su presencia no pasó inadvertida para casi nadie. El médico Marcelo Macarrón estuvo jueves y viernes participando de la tradicional Copa Girasol 77º Aniversario, que se disputó en el Rosario Golf. El torneo estuvo reservado sólo para invitados. Macarrón saltó de Río Cuarto a todo el país cuando su esposa Nora Dalmasso apareció asesinada en la casa que compartían en Río Cuarto, en noviembre de 2006. En ese momento, él estaba participando de un torneo de golf en Punta del Este. Como corresponde en estos casos, a nadie se le ocurrió preguntarle a Macarrón por aquella trágica historia; y él tampoco hizo referencia. Se dedicó a la camaradería y a jugar al golf. Le fue bastante bien, ya que se quedó con uno de los premios que estaban en disputa.

En el centro de la escena

La cena del Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (Cari) tuvo como atracción principal al encargado de negocios al mando de la embajada de Estados Unidos, Kevin Sullivan, quien fue blanco de las críticas del gobierno durante la semana pasada por haber dicho que “es importante que la Argentina salga del default lo antes posible”. Por esa declaraciones, el canciller Timerman amenazó con expulsarlo del país. Durante la cena fue consultado por sus dichos, y dejó entrever que nunca habló con mala intención. Sullivan fue uno de los primeros en retirarse del encuentro y la tensión con el gobierno lo acompañó hasta la puerta del salón, en el barrio porteño de Recoleta. El ex embajador argentino en Estados Unidos Diego Guelar, secretario de relaciones internacionales del PRO, lo despidió con la frase: “Calma, calma, que no te vamos a echar del país”.

Legislador de Pino cercano al PRO

En Proyecto Sur hay un fuerte malestar con el único legislador porteño con el que cuenta el espacio creado por Pino” Solanas. Es que Javier Gentilini luego de ser funcionario del macrismo saltó a una banca de legislador pero al parecer no perdió el cariño por el PRO. En la Legislatura, mantiene planchada por pedido del macrismo la comisión de Vivienda, que preside. Incluso, lo acusan de tener negocios con el PRO.

Comentarios