Newell's
Domingo 11 de Septiembre de 2016

Un partido adentro y otro afuera de la cancha

El equipo de Osella se presenta en el Coloso ante Tigre y la policía allanará el sector de los barras detrás de la tribuna.

Newell's vuelve a jugar en su casa. Pasaron meses eternos para que regrese a mostrarse ante su gente en el Coloso Marcelo Bielsa y muchas cosas fueron sucediendo como una película de intrigas, suspensos y enigmas. Con elecciones en el medio, el rearmado del plantel y una lucha lanzada contra la barra que mantiene en alerta a todos los sectores interesados del fútbol: dirigencia, autoridades provinciales y la gente, la más perjudicada y esa que sólo quiere disfrutar y apoyar al equipo. Hoy la Lepra sale a la cancha para medir su poderío con Tigre, en lo que será la segunda fecha del torneo.

Sólo debería hablarse de la presentación ante la sociedad leprosa del equipo de Osella. El foco de atención debería estar en la presencia de Mauro Matos como uno de los nombres más importantes que llegaron para engrosar el plantel. O de Néstor Moiraghi, Sebastián Prediger, Germán Voboril, Facundo Quignon y Joel Amoroso, los otros nombres anotados en la lista de primera del rojinegro.

Y por supuesto que todo esto está dentro del análisis para el juego de esta tarde frente al Matador, aunque la mirada también está focalizada en lo extrafutbolístico. En lo que sucede por fuera del terreno de juego, más precisamente en la tribuna.

Con el cambio dirigencial también hubo candidatos que se postularon en una elección paralela por quedarse con el poder del paraavalancha. Pero el mensaje bajado desde el Ministerio de Seguridad y de la propia comisión directiva fue no "arreglar" y luchar por erradicar a los violentos que contaminan a los clubes.

Si bien hubo un par de partidos antes en el Coloso en el que algunos se manifestaron con el fin de marcar su territorio, el de esta tarde es el partido emblema, no sólo el que jugarán los once de Osella, sino el que se disputará en la tribuna. La policía allanará el sector emblemático de los barras detrás de la tribuna en un claro mensaje de poder y determinación de "presencia del Estado", como dijeron las autoridades provinciales. Una decisión cuestionada desde algunos sectores y avalada por otros con el pensamiento de que algo se debe hacer.

"La gente tiene que ir tranquila a la cancha", le dijo el presidente leproso, Eduardo Bermúdez, a Ovación en el inicio de la semana buscando apuntar a que se viva una fiesta del fútbol en el retorno del rojinegro. Todo está programado para que así sea, ahora dependerá del accionar de las autoridades y el comportamiento de unos pocos que van a la cancha por otros intereses. Por eso habrá un partido adentro y otro afuera de la cancha.

Ojalá que gane el fútbol.

Comentarios