La ciudad
Viernes 10 de Junio de 2016

Un organismo que será manejado por la oposición

De acuerdo a la iniciativa que hoy se presentará públicamente, la Oficina Municipal Anticorrupción estará controlada por la principal fuerza opositora a la gestión local. Hoy ese lugar lo ocupa el PRO, que posee cinco bancas en el Palacio Vasallo y fue la fuerza de la oposición más votada en los último comicios muicipales, en 2015.

De acuerdo a la iniciativa que hoy se presentará públicamente, la Oficina Municipal Anticorrupción estará controlada por la principal fuerza opositora a la gestión local. Hoy ese lugar lo ocupa el PRO, que posee cinco bancas en el Palacio Vasallo y fue la fuerza de la oposición más votada en los último comicios muicipales, en 2015.

El texto establece que el organismo estará a cargo de un director de Transparencia y Anticorrupción, con rango y jerarquía de secretario, designado por el Concejo, a propuesta de la segunda fuerza política más votada en las últimas elecciones municipales a cargos ejecutivos.

El director de Transparencia y Anticorrupción durará cuatro años en el ejercicio de su función pudiendo ser reelecto por una única vez. Goza de las mismas prerrogativas e inmunidades que los integrantes del Concejo.

Según la propuesta legislativa, el director podrá ser removido de su cargo por delito en el ejercicio de sus funciones o sentencia firme por la comisión de delito doloso de acción pública.

Comentarios