La ciudad
Jueves 24 de Noviembre de 2016

Un operario murió al recibir una descarga

Cuando despejaba de ramas la red aérea de baja y media tensión, Carlos Ramírez recibió una descarga que lo mató en segundos. El hombre, de 60 años, se desempeñaba en una contratista de la Empresa Provincial de la Energía (EPE) en la zona de Juan XXIII al 5900, a metros de Roullión, cuando se electrocutó. Si bien las tareas deben ser coordinadas con la EPE para cortar el suministro eléctrico, desde la firma estatal argumentaron que la contratista "no habría respetado el límite físico del circuito entregado para las tareas". El hecho provocó la bronca de los vecinos, y ahora la Justicia trabaja para determinar "si es responsabilidad de la empresa o de la víctima", dijo la fiscal Valeria Piazza Iglesias.

Cuando despejaba de ramas la red aérea de baja y media tensión, Carlos Ramírez recibió una descarga que lo mató en segundos. El hombre, de 60 años, se desempeñaba en una contratista de la Empresa Provincial de la Energía (EPE) en la zona de Juan XXIII al 5900, a metros de Roullión, cuando se electrocutó. Si bien las tareas deben ser coordinadas con la EPE para cortar el suministro eléctrico, desde la firma estatal argumentaron que la contratista "no habría respetado el límite físico del circuito entregado para las tareas". El hecho provocó la bronca de los vecinos, y ahora la Justicia trabaja para determinar "si es responsabilidad de la empresa o de la víctima", dijo la fiscal Valeria Piazza Iglesias.

"Yo lo vi, le entró corriente por la sien cuando ahí no tenía que haber corriente", dijo lleno de bronca un testigo, a metros donde murió el operario, y cuando la fiscal ya estaban en el lugar del hecho.

Ramírez podaba ramas cuando tocó uno de los cables del tendido eléctrico sobre la calle Juan XXIII y cayó fulminado. Según explicaron voceros de la EPE, el hombre hacía tareas del "plan de mantenimiento de redes", y agregó que "el procedimiento habitual se realiza con interrupción del abastecimiento de electricidad en el circuito objeto de los trabajos y se toman las medidas de seguridad para el caso, que son la verificación de ausencia de tensión, corte visible y puesta a tierra de la red consignada".

Por eso, nadie se explicaba por qué había electricidad en la red sobre la que se trabajaba. O bien la EPE no había cortado el suministro, o la contratista no había respetado el radio de trabajo asignado.

"Hay que determinar si fue responsabilidad de la empresa o de la propia víctima a no acatar una orden", indicó la fiscal Piazza Iglesias aún en el lugar.

Por la tarde y a través de un comunicado, las autoridades de la EPE se refirieron al hecho como "un accidente" y señalaron que "la empresa contratista no habría respetado el límite físico del circuito entregado para la realización de las tareas".

La fiscal estuvo ayer mismo con autoridades de la compañía distribuidora eléctrica, que le proporcionaron documentación sobre planos del corte de electricidad, los horarios y planos específicos de la zona del hecho; y a partir de lo cual Piazza Iglesias ordenó medidas para procesar esa información y determinar si estaba correctamente ejecutado el trabajo.

Y si bien ayer, en el mismo lugar del hecho, se entrevistó con el compañero de trabajo de la víctima, hoy también serán citados en la sede del Ministerio Público de la Acusación los operarios de la EPE y vecinos que fueron testigos del hecho.

Comentarios