la_region
Jueves 01 de Septiembre de 2016

Un operario salvó milagrosamente su vida en la explosión de un tanque

Estaba montado a la cisterna al momento del estallido pero sólo sufrió lesiones leves. El estruendo se escuchó en toda la ciudad

Una violenta explosión conmocionó a la ciudad de Roldán a las 8 de ayer. Ocurrió en una empresa de reparación de tanques cisterna y provocó daños materiales de importancia en las instalaciones. Pese a la magnitud del estallido, que se escuchó en toda la localidad, un operario que trabajaba montado en el tanque salvó milagrosamente su vida y sólo sufrió algunas contusiones menores.

Poco después de las 8 de la mañana, un tanque cisterna utilizado para el transporte de combustibles estalló en el galpón de la empresa Cisternas SRL-Tan-Car, ubicada en la ruta 9 casi esquina Oroño, cuando el trabajador Fernando Nuesch, de 25 años, comenzaba a realizar tareas de reparación habituales.

Uriel Bruera, de Bomberos de Roldán, explicó a LaCapital que "escuchamos la explosión, y casualmente yo trabajo enfrente, salimos y vimos que salía una nube de tierra y polvillo del galpón y nos cruzamos pensando que había pasado algo grave".

La explosión. Añadió que "fue un tanque cisterna de combustible que estaba para ser reparado, y cuando arrimaron una herramienta, que no sabemos si fue un soplete o una amoladora, hizo chispas y explotó". El efectivo de Bomberos indicó que "supuestamente, según me dijo el dueño de la empresa, ellos ya lo habían vaporizado". El método de trabajo es que el tanque se "vaporiza" un día y recién trabajan al siguiente con el objetivo de eliminar restos líquidos o en estado de vapor de material inflamable. "Estaba hecho desde el día anterior y no sentían olor a nada", agregó, por lo que ahora deberán indagar las causas del estallido.

Bruera señaló que "el trabajador se lastimó, tuvo un golpe en la cara, le dolían las piernas, pero se salvó de milagro". Agregó que "él estaba parado arriba del tanque y la explosión lo tiró contra el techo del galpón, con la suerte de que volvió a caer sobre el tanque", ya que de haber ido hasta el piso el golpe hubiera sido mucho mayor, dada la importante altura de estos tanques.

"Ahora está fuera de peligro, tiene un golpe en la nariz, moretones en las piernas, pero no tiene golpes ni quebraduras", explicó.

Los bomberos también confirmaron que "no hubo fuego", pero remarcaron que "el ruido fue fuertísimo". Por otra parte, no recordaron un episodio similar en esa empresa.

El techo del galpón mostraba lo fuerte de la explosión, con chapas rotas y salidas hacia afuera. "Lo que golpeo contra el techo fue la tapa de hombre —una suerte de escotilla de inspección que tienen en la parte superior— que voló y arrancó el techo", al obrar como un proyectil balístico.

Al arribar los bomberos y los primeros auxilios, atendieron al trabajador quien fue inmovilizado en una camilla de rescate y bajado de la parte superior del tanque con el puente grúa de la nave industrial. Posteriormente, fue atendido en el Samco de Roldán donde fue revisado, para luego trasladarse al Sanatorio Laprida donde se verificó su estado para la aseguradora de riesgo de trabajo ART. Desde ambos nosocomios indicaron que sólo acusó lesiones leves y no debió permanecer internado.

Desde la empresa, indicaron que "Fernando está bien", y que "los daños en el techo estamos tratando de arreglarlos, pero la actividad es normal".

Comentarios