Escenario
Sábado 22 de Octubre de 2016

Un nuevo thriller fantástico nacional

Sergio Mazurek cuenta de qué se trata su filme "Ecuación, los malditos de Dios", que se estrenó el jueves en los cines de Rosario.

El director argentino Sergio Mazurek estrenó este jueves su nuevo filme "Ecuación, los malditos de Dios", protagonizado por Roberto Carnaghi y Carlos Echevarría, en el que mezcla mitos urbanos sobre la muerte en una cinta que intercepta ciencia ficción y suspenso.

El guionista Guillermo Barrantes tomó el mito estadounidense de Mothman, el hombre polilla, cuya versión porteña es la del Angel de la Muerte del Hospital Rivadavia y que narra la presencia de alimañas en momentos en los que la muerte y la tragedia se hacen presente.

Así, el doctor Hermes Vanth (Carlos Echavarría), que trabaja justamente en ese nosocomio, empieza a notar a un personaje extraño en un momento en el que sus pacientes empiezan a morir a mansalva sin siquiera mostrar signos de gravedad. Además de ello, el médico también presencia varias muertes en la vía pública, ya sea por accidentes de tránsito como por suicidios, fatalidades que se acrecientan a medida que la película avanza en conjunto a su neurosis. Estos hechos lo acercan a la investigación del mito del Angel de la Muerte, situación que lo obsesionará y lo llevará a un desenlace completamente inesperado y en el que tendrá que lidiar con la vida, la muerte y el amor.

Mazurek dirigió el largometraje de suspenso "Lo siniestro" (2009) y se encuentra, junto a Barrantes, "en un par de proyectos que, como no podía ser de otra manera, tienen en común su vinculación al género fantástico", según explicó el realizador.

"¿Quién no tiene merodeando en la cabeza el tema de la muerte? Nadie duda de su existencia, sin embargo la única prueba de su existir es algo indirecta, ya que nos llega a través del fallecimiento de otros individuos. Nosotros mismos nunca la experimentamos en vida, porque cuando la experimentamos dejamos de estar vivos. Es algo absurdo soportado con ignorancia y pasividad, difícil de aceptar sin objeciones ni miedos", dijo Mazurek, y añadió: "Pero este tema trae los misterios de la misma y principalmente los temores. Nos cuesta el sólo hecho de nombrarla. El miedo a lo desconocido nos posibilita adentrarnos en los extraños universos que nos generan nuestras fantasías, espectros y pesadillas. Es por eso que el tema de la muerte está presente en la gran mayoría de los mitos y leyendas urbana. Y también en el cine de género fantástico".

Por otra parte, Mazurek explicó que durante mucho tiempo intentar hacer cine de género en Argentina consistía en una empresa casi imposible. "Era muy difícil obtener los subsidios del Incaa, necesarios para encarar estas producciones. Pero esto fue cambiando en los últimos años. También fue muy importante la existencia del BARS, Buenos Aires Rojo Sangre, el festival de cine de terror, fantástico y bizarro, como pilar y emblema de este crecimiento".

Comentarios