Opinión
Martes 05 de Julio de 2016

Un nuevo sistema electoral

En debate. Boleta electrónica, eliminación de las listas colectoras y la obligatoriedad de las Paso.

El presidente Mauricio Macri ha enviado al Congreso de la Nación un proyecto de ley para realizar finalmente la tan necesaria reforma electoral, suceso que -de ser aprobado- abrirá las puertas a un nuevo sistema electoral en el país.

Los ejes del cambio se basan en la implementación de boleta electrónica, la eliminación de las listas colectoras y de las candidaturas múltiples, además prohíbe a un mismo candidato participar en elecciones presentándose por una categoría nacional y por otra provincial de manera simultánea, y dispone que en las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (Paso) el elector elija el partido o agrupación donde quiere participar y, luego, los candidatos de su preferencia dentro de las nóminas presentadas por ese sector.

El debate debería ser más profundo en ese último eslabón. ¿Las Paso tienen que ser de carácter obligatorio? No podemos forzar a ejercer derechos, ni amenazar al ciudadano con sanciones, si pretendemos ser un Estado moderno.

Las Paso han sido tema latente en la agenda nacional, aunque momentáneamente su discusión se encuentra en suspenso, hasta lograr el suficiente consenso.

Entender que las elecciones internas están dirigidas a que los afiliados o adherentes del partido elijan las autoridades partidarias y/ o las candidaturas que los representen para las elecciones generales, sería generar un salto de calidad. Y es en este sentido, como en el mes de abril presentamos un proyecto de ley en la Cámara de Diputado de la provincia de Santa Fe.

Con esta propuesta se desobliga al ciudadano común, que no tiene preferencia política determinada, a ser partícipe de una elección a la que se considera independiente y, sobre todo, se revitaliza el contacto directo entre los candidatos y la masa electoral, que se ha perdido en estos últimos años a causa de la excesiva mediatización de las campañas políticas, opacando la imperiosa presentación de ideas o propuestas concretas.

La flamante presentación del presidente ante el Congreso debe, además, comprometernos e incitar a gestionar tal como sucede en los Estados modernos, con democracias avanzadas. En este aspecto creo que esta reforma, planteada a nivel nacional, puede complementarse con el proyecto que hemos entregado a la Cámara baja de Santa Fe para la creación de un Tribunal Electoral.

El nuevo organismo tendría facultades autónomas del Poder Ejecutivo y estaría conformado por profesionales especializados en la materia. Según la normativa vigente, el Tribunal Electoral se compone por miembros del Poder Judicial, pero que forman parte de la estructura orgánica del Ejecutivo y, de esta forma, se genera una constante dependencia.

Desde nuestro proyecto apuntamos a legislar un organismo electoral provincial que privilegie los principios de sustentabilidad, profesionalismo y confianza en los procesos electorales, asegurando la transparencia de la expresión de la voluntad popular.

Además, la estabilidad de los magistrados es la otra variable decisiva en el éxito de la gestión de un organismo electoral ya que se encuentra relacionada con la profesionalidad de sus funcionarios.

Santa Fe ha sido pionera y cuenta con un sistema electoral moderno, utilizado en la mayoría de las democracias avanzadas del mundo: la boleta única de papel. Sin embargo, falta agregar esa significativa cuota de transparencia en el proceso y ésta será la función de un Tribunal, realmente independiente del Ejecutivo.

Creo que las Paso y la fundación del Tribunal Electoral deben ser temas presentes en el debate de la futura reforma electoral. Con la presentación del presidente, y manteniendo el debate abierto en nuestra provincia, seguiremos trabajando por restablecer la confianza del electorado, fortaleciendo el sistema electivo para hacerlo más confiable y transparente.

Norberto Nicotra / Diputado provincial del PRO

Comentarios