La ciudad
Martes 10 de Enero de 2017

"Un nuevo edificio con cimientos débiles"

La titular del Colegio de Arquitectos de la provincia, Marta Ruarte, apuntó que "hay miles de maneras para resolver" la necesidad de la Bolsa de Comercio de ampliar sus instalaciones y sumar un nuevo bloque de oficinas. "Que señalemos que se tienen que preservar los edificios considerados de valor patrimonial, sobre todo los que han sido catalogados y forman parte de un tramo de inmuebles, no quiere decir que la ciudad no se pueda renovar o reconstruir", apuntó.

La titular del Colegio de Arquitectos de la provincia, Marta Ruarte, apuntó que "hay miles de maneras para resolver" la necesidad de la Bolsa de Comercio de ampliar sus instalaciones y sumar un nuevo bloque de oficinas. "Que señalemos que se tienen que preservar los edificios considerados de valor patrimonial, sobre todo los que han sido catalogados y forman parte de un tramo de inmuebles, no quiere decir que la ciudad no se pueda renovar o reconstruir", apuntó.

Para resolver esta controversia, afirmó, "hay que proponer, discutir y buscar respuestas en la historia de la arquitectura", donde sobran los ejemplos de buena convivencia entre edificios históricos y nuevas construcciones.

El mismo espíritu se advierte en el comunicado de ambos colegios profesionales. "Para resolver esta controversia _apunta_ es necesario hallar salidas que ponderen soluciones arquitectónicas que den respuesta a lo que sin lugar a dudas es un problema arquitectónico de complejidad creciente, que da lugar a múltiples variables y respuestas enmarcadas en el debate y reflexión sobre un patrimonio vivo de usos cotidianos que saque a la arquitectura de una mirada congelada museística del patrimonio".

El escrito sostiene que ante la ausencia de ese necesario debate "construiremos un nuevo edificio con cimientos débiles y no se tratará de una debilidad material (no importa cuanta materia o material posee), sino que se tratará de una debilidad conceptual o moral que las instituciones no tienen por qué sobrellevar".

Y finaliza pidiendo que los profesionales de la arquitectura "sumemos al imaginario colectivo que tiene la ciudad sobre cada lugar, reinterpretando la memoria urbana y contrayendo los consensos necesarios que la hora actual nos reclama".

Comentarios