La ciudad
Martes 26 de Julio de 2016

Un nene de 12 años murió en un incendio en una casa de barrio Rucci

Estaba solo junto a dos hermanas. Los vecinos intentaron socorrerlo pero no lo lograron. Los padres habían viajado a Corrientes.

Barrio Rucci se vio conmocionado en la madrugada de ayer con la dolorosa muerte de un niño de 12 años por inhalación de humo, tras un incendio que se desató en una vivienda de Bufano al 3100. El trágico suceso se produjo alrededor de las 4 de la mañana, y junto al chico estaban dos hermanas (de 16 y 18 años) que por suerte pudieron ser rescatadas con vida y trasladadas al Hospital Alberdi. Los padres, junto a un hermano mayor, no se encontraban en la casa porque habían viajado a Corrientes por cuestiones personales. De esta manera, los vecinos tuvieron que ayudar en las tareas de rescate y se formó un escenario de tensión y profunda angustia.

De acuerdo a trascendidos iniciales de la investigación, el siniestro se habría desatado de madrugada y las llamas habrían comenzado en el kiosco que está ubicado delante de la vivienda situada en pleno barrio Rucci. Así lo confirmó personal de Bomberos Zapadores que acudió para controlar la desesperante situación.

Hasta que arribó la delegación de bomberos, y ante los desgarradores gritos de los chicos que estaban dentro de la vivienda y los golpes a las paredes en busca de ayuda, los vecinos colaboraron por propia iniciativa. Algunos trataron de romper las barras en la puerta de ingreso, pero el fuego y el humo en el negocio volvían muy complicada esa línea de ingreso de acción.

Entonces, otros golpearon a mazazos los muros posteriores e hicieron un hueco para poder rescatar a los niños. Por cumplir esos propósitos algunos vecinos terminaron con quemaduras y heridas leves.

A pesar de la abnegación y el espíritu solidario que mostraron los habitantes de la zona, y de los intentos de reanimación de los médicos, el chico falleció por la inhalación de humo, causando un enorme dolor en todos aquellos que lo conocían. En tanto, las dos hermanas pudieron ser sacadas con vida y fueron trasladadas a un centro de salud.

Las pericias. "Se están haciendo las pericias correspondientes, pero aparentemente el incendio habría sido en la parte delantera de la casa, con algún artefacto del negocio, por eso no pudieron salir por adelante", comentó Andrés Lastorta, jefe de Bomberos Zapadores.

Según el relato de los vecinos y testigos circunstanciales, hubo personas que se acercaron a la delegación policial más cercana y no tuvieron respuesta ni colaboración alguna. "No tenemos patrullero ni personal disponible", les dijo una oficial de muy mala manera. Ante esa falta de humanidad, tuvieron que volverse al lugar, llenos de bronca e indignación, a tratar de calmar las llamas y salvar a los chicos, hasta la tardía llegada de los bomberos.

De acuerdo a las principales líneas investigativas que se están llevando adelante, la falla eléctrica se habría producido en una heladera del kiosco que estaba ubicado delante de la vivienda.

"Estamos muy mal. Este nene era muy bueno, todos los conocían acá y jugaba siempre con otros chicos de su misma edad en la cuadra. Es muy lamentable y doloroso lo que estamos viviendo", confió una vecina de la casa ubicada en Bufano 3117, quien destacó que los bomberos y la ambulancia llegaron después de que los vecinos rescataron a los chicos y ya estaba todo apagado.

Hasta el momento, según lo que consta en la investigación, los padres y otro hermano habían viajado a Corrientes. Personal del Ministerio Público de la Acusación está analizando las circunstancias del trágico suceso.

Comentarios