La ciudad
Jueves 16 de Junio de 2016

Un narco en juicio acusó a nueve jefes policiales de lazos con drogas

Lo dijo en 2014 y según su defensor esa denuncia no se movió. Hoy lo acusan de trasladar 41 kilos de marihuana. El dice que es una venganza

Los alegatos en un juicio contra cinco personas juzgadas por el secuestro de 41 kilos de marihuana en Rosario prometían novedad porque el procedimiento policial que las detuvo, realizado por la ex Drogas Peligrosas de Rosario en el año 2012, estaba plagado de anormalidades. Pero eso pasó a un segundo plano cuando ayer un defensor oficial hizo retemblar la sala con un aporte de información inesperado. Fue al leer de un expediente que su defendido, Juan José Muga, había preparado un informe con los nombres de los principales policías que interactuaban en el mercado de la droga en sociedad con el asesinado traficante Luis Medina. De acuerdo a lo que dijo no hay novedades de que esa investigación haya avanzado.

Según el defensor Carlos Zurcher su defendido aportó en el juzgado federal de Instrucción Nº 4 datos "entre un cabo de Gendarmería de apellido Bael y su cuñado Luis Medina". También dio los nombres de otros policías santafesinos que vinculó al narcotráfico. En una sala donde el aire se cortaba con navaja, el defensor ayer leyó textualmente lo que Muga dijo en el juzgado federal de Marcelo Bailaque en mayo de 2014: "Floiger, Guillermo Cardini, Spoletti, Gustavo Pereyra, Maciel, Angel Avaca. Comisario Romero, comisario Romitti —estos dos últimos estaban en Inteligencia Zona Sur— y ellos fueron los principales en armarme el procedimiento. Asimismo Luis Medina tenía también estrecha vinculación con estos policías y con los dos que paso a mencionar: Franganillo y el Chino Paz", citó el letrado.

De estos diez uniformados nueve tuvieron actuación en áreas de Drogas de la policía provincial. Cinco de los nombrados esperan juicio por asociación ilícita como integrantes de la banda de Los Monos. Otros no tienen causas judiciales pendientes.

Este juicio capturó la atención pública a partir de que Muga, que tiene dos condenas por comercio de drogas con penas menores como arrepentido, dijera la semana pasada que le entregó información a la ex jueza federal Laura Cosidoy sobre policías de la Sección Inteligencia Zona Sur de la ex Drogas Peligrosas de Rosario implicados en el narcotráfico. Afirmó que luego esa información se había filtrado sospechosamente y que policías de esa misma repartición lo habían capturado junto a cuatro personas que también son juzgadas con 67 panes de marihuana que les pusieron. Ayer tres defensores oficiales denunciaron que ese operativo fue ilegal, que la sustancia fue plantada, y que la policía armó el caso sin control judicial. La fiscal defendió el accionar de la fuerza y pidió condenas para todos los juzgados (ver página siguiente).

El estallido. "Yo quiero decir que todo esto empezó cuando la doctora Cosidoy me pidió un informe sobre los policías involucrados en el narcotráfico. Posteriormente le mostré a la doctora un informe que yo hice de puña y letra EM_DASHy la doctora fotocopióEM_DASH con gente de Gendarmería de Posadas estrechamente vinculados a gente de la policía de Santa Fe que prestaban servicio en Rosario. En una oportunidad la doctora creo que sin querer le dio este informe a la gente de Drogas Zona Sur de acá de Rosario, filtrándose la información de que iba a entregar una lista de policías involucrados en el narcotráfico en Rosario, cuyos nombres son Floiger, Guillermo Cardini, Spoletti, Gustavo Pereyra, Maciel, Angel Avaca. Comisario Romero, comisario Romitti EM_DASHestos dos últimos estaban en Inteligencia Zona SurEM_DASH y ellos fueron los principales en armarme el procedimiento. Asimismo Luis Medina tenía también estrecha vinculación con estos policías y con los dos que paso a mencionar: Franganillo y el Chino Paz".

Trámite incierto. Queriéndolo o no, el defensor oficial Zurcher apuntó, con preguntas incisivas, a un agujero histórico de la estructura donde se desempeña. Fue cuando quiso saber qué había hecho la Justicia Federal con los nombres de policías que proporcionó Muga. Afirmó que la fiscalía informó, a pedido de la defensora Matilde Bruera, haber abierto una causa colateral el 3 de diciembre de 2012. Que se insistió luego en saber los resultados. "Pero no se informó nada. Esas denuncias existieron y tenían veracidad", dijo el defensor. Hoy se sabe que hay una causa en la Fiscalía Federal 3 con trámite incierto.

La credibilidad de Muga, al ser una persona dos veces condenadas por drogas, surge como dudosa. Pero también, como señaló su defensor, sus aportes llevaron al procesamiento de dos oficiales de Gendarmería Nacional en una causa por drogas en Posadas. Pareció señalar que más allá de sus antecedentes Muga conoce en profundidas los pliegues de ese mundo.

Medina en la sala. Este diario informó ayer que el fiscal que intervino en la investigación del asesinato de Luis Medina y su novia Justina Pérez Castelli, ocurrido el 29 de diciembre de 2013 en el acceso Sur, dio por agotada la pesquisa. Sin embargo la causa continuará abierta por decisión de las juezas Alejandra Rodenas y la fiscal de Cámaras María Eugenia Iribarren. Según lo que leyó ayer el defensor Zurcher en los Tribunales de Oroño al 900 Muga tenía conocimiento de vínculos estrechos entre Medina EM_DASHsindicado líder narco de la zona oeste rosarinaEM_DASH con oficiales rosarinos. También con Gendarmería. Según Muga un gendarme de apellido Bael destinado en Buenos Aires tenía una sociedad ilícita con su cuñado Medina, el suboficial Distéfano y el oficial Alvarenga en Misiones. Estos últimos son los que acabaron procesados por una denuncia de Muga.

Comentarios