Edición Impresa
Martes 12 de Agosto de 2014

Un misterio resuelto a medias

En la edición de ayer, en esta misma página y bajo el título “Un móvil policial misterioso”, este diario reveló que una camioneta de esa fuerza permanecía estacionada desde hacía más de una semana en Larrea al 1000, sin que nadie en el barrio supiera los motivos.

En la edición de ayer, en esta misma página y bajo el título “Un móvil policial misterioso”, este diario reveló que una camioneta de esa fuerza permanecía estacionada desde hacía más de una semana en Larrea al 1000, sin que nadie en el barrio supiera los motivos. A raíz de esa publicación, ilustrada con una foto del vehículo en cuestión, el jefe de la Oficina de Prensa y Relaciones Públicas de la Unidad Regional II, subcomisario Cristian Güemes, comunicó que la camioneta (una Ford Ranger identificada con el número 3189) estaba frente a un taller mecánico a la espera de que le reparasen la crapodina del embrague, y que fue derivada allí por recomendación de la empresa ferroviaria Nuevo Central Argentino, que donó ese repuesto. En cambio, no explicó por qué ese móvil policial carece de patente adelante y atrás, ni por qué tiene tachado el número 911. Ayer la camioneta no estaba más en Larrea al 1000 sino a la vuelta, en el pasaje Lindberg al 5376, que según la jefatura de policía es el lugar donde van a repararla.

¿Amado, o no tan amado?

Hace rato que Amado Boudou no las tiene todas consigo. Al largo peregrinar por pasillos tribunalicios al que lo tiene sometido el caso Ciccones se le sumó hace poco un hecho que puede parecer insólito: el juez Bonadio determinó que hace más de una década falsificó los papeles de su cupé Honda CRX Del Sol para, en teoría, no tener que dividirla en su divorcio. “Creo que él ha subestimado la capacidad de reacción de una mujer enojada. En el fondo, a mi clienta lo que más le molestó fue que Boudou le negó el estado de casada, porque en una entrevista aseguró que era soltero y nunca se había casado”, opinó el abogado de su ex. Nada respetuoso de la investidura vicepresidencial, el letrado consideró además que Boudou “es un langa que quiso ser cheto y cuando tuvo posibilidad jugó de guapo”. Lapidario.

Las confesiones de Silvina

En una reciente entrevista, la despampanante morocha Silvina Luna contó que su padre les pegaba a su madre y a ella. Mientras intenta superar los problemas de salud que le provocó una cirugía plástica, la rosarina se sinceró: “Papá nos golpeaba a mamá y a mí. Crecí sintiéndome insegura y buscando amor y respeto”, dijo. Dramático.

Comentarios