Edición Impresa
Sábado 21 de Agosto de 2010

Un llamado de atención para la educación técnica

Las escuelas técnicas que no tengan sus planes de estudios adecuados a lo que fija la ley dejarán de ser tales para diciembre del año que viene. El recordatorio llegó por parte de la directora del Instituto Nacional de Educación Tecnológica (Inet), María Rosa Almandoz, durante su disertación en un foro sobre la modalidad. También pidió a los profesores hacer uso pleno de los equipamientos que llegan por los "Planes de mejora" y avanzar en el desafío de una mejor preparación para los estudiantes.

Las escuelas técnicas que no tengan sus planes de estudios adecuados a lo que fija la ley dejarán de ser tales para diciembre del año que viene. El recordatorio llegó por parte de la directora del Instituto Nacional de Educación Tecnológica (Inet), María Rosa Almandoz, durante su disertación en un foro sobre la modalidad. También pidió a los profesores hacer uso pleno de los equipamientos que llegan por los "Planes de mejora" y avanzar en el desafío de una mejor preparación para los estudiantes.

"La ley tiene reglas claras y fechas de cumplimiento para las jurisdicciones, podrá demorarse más o menos, pero es dentro de ese plazo que las provincias deberán cumplir", dijo Almandoz en el Primer "Foro de educación técnico profesional" organizado por la Cámara de Senadores de la provincia y Amet (Asociación del Magisterio de Educación Técnica), el viernes 13 pasado. Los dichos llegaron ante la preocupación de los profesores al asegurar que en Santa Fe "poco se ha hecho por adecuar los planes a lo que marca la nueva normativa", donde aún "hay escuelas que contemplan sólo 5 años de estudio" y ajustados a lo que marcaba la ley federal.

Los plazos mencionados por Almandoz justamente se refieren a que las provincias adecuen sus diseños a los marcos generales que marca la normativa nacional, y que en concreto significa recuperar las horas necesarias para cumplir con el modelo de 6 años de estudios para la escuela técnica, los talleres y los aprendizajes específicos, entre otros requerimientos.

Más mujeres

 

Almandoz es una reconocida educadora y la primera mujer en asumir al frente de esta institución históricamente comandada por hombres. Una razón más para festejar el dato que muestra que en los últimos años más mujeres se han incorporado a las técnicas, y hoy el 30 % de sus matrículas está compuestas por alumnas. Otro dato alentador que mencionó fue la mejora en la retención de los estudiantes, a pesar de que se sabe que la exclusión en el secundario es aún un problema preocupante del sistema educativo.

Con estos mismos argumentos recordó a los profesores que estaban en el foro que "no se puede perder esta oportunidad de ofrecer una buena educación a los chicos, porque cuando se van de la escuela ya no hay posibilidad de retorno".

Remarcó entonces la preocupación y deuda de formar buenos graduados por el grado de responsabilidad pública que tiene su título. Un terreno donde, consideró, hay mucho por hacer todavía.

"El gran desafío es lograr una dinámica en el plano institucional territorial, es una responsabilidad en tiempos reales y no los estamos cumpliendo", consideró para enseguida enfocarse en el uso que las escuelas hacen de lo que reciben a través de los llamados "Planes de mejora". Según dijo, en estos últimos cuatro años y medios se destinó a Santa Fe —a través de estos planes— una inversión de 75 millones de pesos (para equipamientos, remodelaciones edilicias, bibliografía y capacitaciones, entre otros ítems).

Y para no dejar dudas mostró su preocupación "por el olor a nuevo", "las cajas sin abrir" y "los equipamientos bajo llave" que ve cuando recorre las instituciones. "Aquí hay responsabilidad de las escuelas", advirtió.

El logro de la ley

En una exposición minuciosa y experta, Almandoz abundó sobre la apuesta que significó para la Argentina aprobar la ley de educación técnico profesional en 2005. En particular, habló del compromiso asumido de ofrecer una sólida formación técnica a jóvenes que seguramente no transitarán por la universidad, asegurándoles una preparación que los habilite para el trabajo.

Recordó que la mayoría de los egresados de las técnicas se insertan en Pymes, o bien trabajan por su cuenta. También que esta decisión tiene que ver con el valor económico en sí que tiene la preparación tecnológica y la vinculación con un modelo productivo de país.

La aprobación de la ley de educación técnico profesional Nº 26.058 resultó un salvataje hacia las titulaciones técnicas devaluadas y con riesgo de desaparecer por la ley federal. Pero también —resaltó Almandoz— significó una apuesta muy fuerte de la Argentina hacia la educación técnica para los adolescentes. Más cuando la mayoría de los países están abandonando esta formación específica.

El primero en disertar en el foro fue el secretario general de Amet, Ernesto Cepeda, cuyos principales puntos de reclamo se reunieron en un documento que describe una situación crítica de la educación técnica en la provincia. El texto fue entregado al cierre del encuentro al presidente del Senado santafesino, Hugo Puchetta. En él se pide que se "declare el estado de emergencia" de la modalidad.



 

 

Comentarios