El Mundo
Sábado 27 de Agosto de 2016

Un juez ordenó publicar correos comprometedores de Hillary en septiembre

Un juez federal estadounidense ordenó al gobierno publicar el mes que viene, antes de los comicios de noviembre, correos potencialmente comprometedores hallados recientemente en los servidores personales que usó la candidata presidencial demócrata Hillary Clinton cuando fue secretaria de Estado.

Un juez federal estadounidense ordenó al gobierno publicar el mes que viene, antes de los comicios de noviembre, correos potencialmente comprometedores hallados recientemente en los servidores personales que usó la candidata presidencial demócrata Hillary Clinton cuando fue secretaria de Estado.

Los correos que el magistrado William Dimitrouleas ordenó el jueves divulgar el 13 de septiembre son los que Clinton envió durante la semana del ataque al consulado de Bengazi, Libia, ocurrido el 11 de septiembre de 2012, uno de los episodios que más empaña la gestión de Clinton como jefa de la diplomacia del país. Anteriormente, otro juez había dado al Departamento de Estado hasta el 23 de septiembre para que determinara los plazos para hacer públicos 14.900 nuevos correos encontrados recientemente por el FBI en los servidores personales que utilizó Clinton cuando lideraba el Departamento de Estado. Todas esas fechas interfieren por completo con la campaña de las elecciones presidenciales que enfrentarán a Clinton con el republicano Donald Trump, programadas para el 8 de noviembre. Se trata de documentos que Clinton envió desde un servidor privado de e-mail mientras era secretaria de Estado, algunos con información clasificada y que según el FBI podrían haber caído en manos de actores externos y hostiles a Estados Unidos, por lo que concluyó que su praxis fue "muy negligente".

A principios de semana, el FBI descubrió cerca de 15.000 documentos no revelados vinculados a ese escándalo de los correos electrónicos, una cifra que supone un 50 por ciento más de los 30.000 que ya habían salido a la luz. Trump reiteró ayer que Clinton debería estar encerrada en la cárcel por su manejo del escándalo de los correos en lugar de disputando la presidencia. En una semana de fuertes acusaciones entre los dos candidatos, Trump también denunció que los benefactores de la Fundación Clinton tenían acceso directo a la primera línea del Departamento de Estado durante la gestión de la ex primera dama (2009-2013) a cambio de grandes donaciones.

Clinton, quien rechazó esa acusación, anunció que modificará el esquema de la fundación en caso de llegar a la presidencia y volvió a negar que alguien de su equipo haya actuado de manera irregular mientras ella era secretaria de Estado.

Aclaró que no había incompatibilidad entre su función en la Fundación Clinton y su cargo de secretaria de Estado, aunque aclaró que "las nuevas responsabilidades que llegarán como presidenta" harán que sea necesario incorporar algunos cambios al esquema de la organización. Además, negó que su trabajo como secretaria de Estado haya sido "influenciado por fuerzas extranjeras" y aseguró que tomó "decisiones políticas sobre la base de lo que pensó que era correcto para mantener seguro a Estados Unidos y proteger" sus intereses.

Comentarios