La ciudad
Lunes 21 de Noviembre de 2016

Un hombre roció a su pareja con alcohol y le prendió fuego

La mujer quedó internada en el Heca con quemaduras en ambas piernas. El agresor fue detenido tras el llamado de una vecina al 911

Un nuevo caso de violencia de género en Rosario tuvo ayer como víctima a una mujer de 46 años que, tras una discusión, fue prendida fuego por su marido. El ataque, alertado al 911 por una vecina de la pareja, terminó con el hombre, de 49, detenido en la comisaría 14ª, y con su esposa internada en la Unidad de Quemados del Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca). Hoy el agresor quedará formalmente imputado de lesiones graves por la fiscal Gabriela Bassagaisteguy.

El dramático incidente se registró a la 1.15 de ayer en pasaje Tesla 2038 (distrito oeste) dentro de la vivienda habitada por la pareja.

El ataque se produjo el mismo día en que se registró un nuevo femicido en Esperanza (ver página 34) y apenas cuatro después del que terminó con la vida de otra mujer en Venado Tuerto

Quien dio el alerta esta vez con una llamada al 911 fue una vecina, que dijo haber escuchado gritos. En el lugar se presentó un móvil del Comando Radioeléctrico, cuyos efectivos constataron la agresión y tomaron el testimonio de la víctima, Jorgelina Marcela F.

La mujer relató a los policías que, en el contexto de una violenta discusión, su marido, Marcelo Fabián V., le había rociado ambas piernas con alcohol y luego prendido fuego, lo que le causó quemaduras de consideración.

De hecho, Jorgelina debió ser trasladada al Heca por una ambulancia del Sistema Integrado de Emergencias Sanitarias (Sies) y ayer el director del hospital, Néstor Marchetti, dijo a LaCapital que la mujer presenta quemaduras de gravedad A y AB en ambas piernas, con un "pronóstico reservado". Aun así, el médico estimó que se trata de heridas "poco profundas" y confió en que, al no haber sufrido más lesiones en otras partes de su cuerpo, la mujer seguramente "podrá recuperarse".

La frecuencia de cuadros que llegan al Heca por efectos de la "violencia familiar" llevó al hospital hace ya más de dos años a integrar una comisión especializada en su atención, recordó Marchetti.

In fraganti. Esta vez el agresor, que no tiene antecedentes penales, terminó arrestado en el mismo sitio donde se produjo el incidente. Según fuentes judiciales, la propia víctima sostuvo que no habían existido ataques previos e incluso desistió de iniciar acciones legales.

De todos modos, al tratarse de lesiones graves, la fiscalía actuó de oficio y en una audiencia imputativa hoy el hombre quedará formalmente acusado por Bassagaisteguy. Mientras tanto, permanece detenido en la seccional 14ª.

Comentarios