Información Gral
Martes 31 de Mayo de 2016

Un hombre le fue infiel a su esposa: recibió un brutal castigo y humillación pública

Fue sorprendido en la cama con otra mujer. De allí, lo arrastraron hasta la calle, lo colocaron boca abajo y lo azotaron repetidas veces con un bastón. Mirá el video.

Un hombre que fue descubierto cometiendo un acto de infidelidad sufrió la golpiza y humillación de su vida fue azotado en público. Según trascendió, fue sorprendido en la cama de otra mujer y de allí lo arrastraron hasta la calle, donde lo obligaron a marchar antes de golpearlo una y otra vez para disuadir a otros potenciales adúlteros.

En Nigeria, la interpretación penal de la sharía permite castigos por adulterio a toda mujer u hombre que mantengan relaciones sexuales extramatrimoniales desde el año 1999 y en 12 estados del norte -de mayoría musulmana- de los 36 que conforman el país. La única diferencia es que, en caso de no haber una prueba firme, el hombre puede liberarse de la acusación si jura sobre el Corán ante el tribunal la falsedad de los hechos, lo que no sucede con ella, que requiere de cuatro testigos. Un embarazo sirve, además, como prueba irrefutable de adulterio.

En 2001, el caso de Amina Lawal dio la vuelta al mundo y la convirtió en un símbolo. Esta nigeriana fue condenada por un tribunal islámico del norte por haberse quedado embarazada fuera del matrimonio. El apoyo de organizaciones de derechos humanos locales y una campaña mundial en su defensa a través de internet -la primera ciberacción conocida, con más de 9,5 millones de firmas recogidas por AI- consiguió dar la vuelta a la sentencia y que fuera absuelta tres años después.

Embed


Comentarios