La ciudad
Jueves 30 de Junio de 2016

Un herido sigue en estado delicado

Juan Carlos Sánchez, el hombre de 58 años que resultó con serias quemaduras tras la explosión de la caldera en el Laboratorio Apolo, continuaba ayer internado en estado delicado en el área de terapia intensiva del Sanatorio Británico.

Juan Carlos Sánchez, el hombre de 58 años que resultó con serias quemaduras tras la explosión de la caldera en el Laboratorio Apolo, continuaba ayer internado en estado delicado en el área de terapia intensiva del Sanatorio Británico. Sánchez vive en una casa lindera al sector donde estaba la caldera, y la madrugada del lunes cayó sobre él una gran cantidad de agua hirviendo.

Comentarios