Newell's
Lunes 26 de Septiembre de 2016

Un goleador en llamas

Scocco arrancó el torneo afiladísimo, con 4 goles en igual cantidad de partidos. Soportó críticas y hoy disfruta un presente iluminado

No hay ninguna duda de que los mejores refuerzos de Newell's estaban en el plantel. Y uno de ellos, tal vez el que tiene mayor brillo ahora por su arranque demoledor de campeonato, es justamente Ignacio Scocco. Cuatro goles en cuatro fechas es una foja de servicios impecable para un goleador de raza como Nacho, que está con la confianza por la nubes, afilado desde lo físico y totalmente comprometido con ser el primer defensor cuando el equipo de Diego Osella comienza la presión en campo adversario. Nacho está de nuevo con la mira calibrada y cuando eso ocurre a Newell's siempre le fue muy bien. Igual, no hay que olvidar que la historia recién arranca y queda muchísimo camino por recorrer, pero para un atacante no hay nada mejor que comenzar con viento a favor.

El fútbol es un juego de contagio y hoy Nacho transmite efectividad y convierte en gol casi todo lo que toca. El centrodelantero con sus gritos le devolvió la sonrisa a un equipo y a un club que en los últimos tiempos venía bastante golpeado, no sólo por las flojas campañas dentro del rectángulo de juego, sino también por los episodios de violencia generados por la disputa de los barras. Hacía rato que Newell's no disfrutaba de semanas tranquilas y sin tantos cuestionamientos. Hoy las tres victorias en cuatro partidos, la cosecha de diez puntos sobre doce en juego, el gran triunfo a puro fútbol del sábado ante Atlético Tucumán y un plantel que en este semestre sí tiene recambio, son las causas de este presente auspicioso de un Newell's que todavía tiene muchísimo para mejorar.

A mediados de 2014, Nacho volvió al Parque procedente de Sunderland de Inglaterra. "Gracias a Dios que me dio la posibilidad de volver a casa. Es uno de los momentos más felices de mi carrera", dijo Scocco cuando se consumó el retorno al club que lo vio campeón en 2004 y 2013. Pero fue el propio goleador quien admitió la semana pasada que "desde la vuelta de Sunderland puede ser que este sea de mis mejores momentos en Newell's. Me siento bien y estoy disfrutando de estar adentro de la cancha, algo que no me pasaba últimamente. Tengo continuidad y eso me da confianza. El miedo a las lesiones no me dejaba disfrutar. Jugaba limitado y ahora me siento muy bien". La propia sentencia del atacante ilustra a la perfección el gran momento que atraviesa.

Así, Nacho está feliz, pleno y lo refleja en la cancha. Un panorama totalmente opuesto al del 7 de mayo de este año, sólo cuatro meses atrás, cuando algunos hinchas criticaron a Nacho con fuertes reproches en pleno partido, en la derrota 1 a 0 ante Defensa y Justicia en el Coloso. Una escena decepcionante que debió soportar Scocco, que a pesar de todo eligió quedarse en el club, nunca se escondió y hoy disfruta este momento dulce que volvió a ponerlo en la vidriera de los artilleros del fútbol argentino.

Una máxima nunca escrita en el fútbol dice que a los goleadores siempre hay que respetarlos. Que pueden tener rachas malas y partidos flojos, pero a la larga recuperan el poder de fuego y les tapan la boca a todos los detractores. Hoy Nacho es uno de los principales argumentos del buen momento rojinegro.

Competencia

Con la llegada de Mauro Matos evidentemente que Nacho tuvo en el plantel a un competidor directo en el puesto. Y esta situación lejos de amilanarlo está claro que lo motivó aún más.

Comentarios