Policiales
Viernes 25 de Noviembre de 2016

"Un final que se veía cantado"

En un extenso comunicado, el Ministerio Público de la Defensa expresó su total desacuerdo con la suspensión de su titular, Gabriel Ganón. Los principales párrafos del misimo expresan:

En un extenso comunicado, el Ministerio Público de la Defensa expresó su total desacuerdo con la suspensión de su titular, Gabriel Ganón. Los principales párrafos del misimo expresan:

• "Desde la sanción del Reglamento que dispone los mecanismos de destitución para defensores y fiscales en la provincia, el final de hoy se veía cantado, como la crónica de una muerte anunciada. Este reglamento estuvo hecho a medida del Defensor General como su mortaja.

• "De nada sirvieron los apoyos recibidos por organismos de derechos humanos, sindicatos, personalidades del derecho, la cultura, la política y las víctimas de la violencia institucional a las que Ganón supo asistir durante su mandato. Tampoco ayudaron los testimonios ante la Comisión de Acuerdos de las víctimas representadas por el Defensor.

• "En un proceso viciado desde el arranque, a la hora de emitir su voto los legisladores lo hicieron pensando sólo en la necesidad de escarmentar con saña a aquel que se animó a decir las cosas que en Santa Fe, desde hace muchos años, muy pocos o nadie manifestaban.

• "La Comisión de Acuerdos sostuvo que el Defensor «subvirtió el orden establecido» con las denuncias de un funcionario por tres desapariciones forzadas, cientos de torturados por el aparato de seguridad provincial y gran cantidad de pibes ejecutados y asesinados por la policía.

• "Las denuncias realizadas por Ganón pusieron al desnudo la corrupción, las torturas, la administración del delito y la garantía de impunidad de la policía con clara connivencia y tolerancia del poder político y judicial.

• "A los hostigamientos reiterados se sumaron la persecución personal e ideológica de Ganón.

• "El daño que se produjo en la provincia será muy difícil de remontar y será tarea de futuras administraciones intentar devolver un poco de credibilidad al sistema político y judicial que hoy naufraga sin rumbo.

Comentarios