Policiales
Sábado 01 de Octubre de 2016

Un falso pasajero robó la caja de un tradicional hotel de Santa Fe

Durante la madrugada de ayer una persona armada ingresó al hotel Brigadier, ubicado en la zona céntrica de la ciudad de Santa Fe sin llamar la atención de la guardia policial que recorría la zona y luego de mantener una corta conversación con el conserje se identificó como un ladrón, amenazó al empleado de muerte y se llevó unos 3 mil pesos que había en la caja.

Durante la madrugada de ayer una persona armada ingresó al hotel Brigadier, ubicado en la zona céntrica de la ciudad de Santa Fe sin llamar la atención de la guardia policial que recorría la zona y luego de mantener una corta conversación con el conserje se identificó como un ladrón, amenazó al empleado de muerte y se llevó unos 3 mil pesos que había en la caja.

El hombre, de aproximadamente 40 años, portaba un pequeño bolso, tenía pelo corto y vestía un jean y un pulóver, por lo que no llamó la atención del conserje. Caminó hasta el mostrador y al ser atendido por el empleado de turno le solicitó precios y condiciones para alojarse. También le explicó que iba a quedarse sólo esa madrugada. Nada de su aspecto despertaba sospechas.

Durante algunos minutos la charla derivó en preguntas y respuestas cordiales hasta que en un momento el recién llegado apoyó una campera sobre el mostrador y sacó de unos de los bolsillos una pistola calibre 9 milímetros. Entonces abandonó su tono amable y tomó una actitud de fuerte violencia hacia el empleado nocturno.

El conserje, quien no salía de su asombro, escuchó una orden: "¡Dame la plata o te mato!". Y entonces el intruso ganó el escritorio de la conserjería y robó el dinero de la caja. Tras ello fue hasta la puerta y al retirarse le ordenó a su víctima que no hiciera movimientos extraños: "¡Ni se te ocurra llamar a la policía!", le espetó. Con la plata en el bolsillo el falso pasajero salió con toda tranquilidad, caminó unos metros y subió a un remís que lo esperaba.

Zona peligrosa. Mario Hilbert, titular de la firma que controla el tradicional hotel y restaurante Brigadier, sostuvo que "todo fue muy rápido y en cuestión de minutos el delincuente se llevó el dinero de la caja. Llamamos a la policía y vinieron rápido, pero lamentablemente el tipo ya se había escapado".

Según distintos comerciantes, la zona cercana a la terminal de ómnibus "está muy peligrosa, sobre todo en horario nocturno. Estamos en el centro y los hechos siguen ocurriendo. A la noche notamos que comienzan a circular personas raras, que durante el día no se ven. Es un momento complicado", señaló Hilbert.

Comentarios