Información Gral
Viernes 30 de Septiembre de 2016

Un fallo avala la expulsión de un alumno por difundir un video sexual

La Cámara Nacional en lo Civil convalidó la medida tomada por el Instituto River Plate, que echó a un adolescente en junio

La Justicia avaló la expulsión de un alumno del Instituto River Plate, a quien las autoridades del colegio porteño echaron en junio por compartir en WhatsApp un video teniendo sexo con una compañera.

Sin embargo, su familia intervino y recurrió a la Justicia, que finalmente le dio la razón a la institución educativa secundaria del barrio porteño de Belgrano.

Los padres solicitaron la nulidad de la sanción, pero la Cámara Nacional en lo Civil convalidó la medida adoptada por la escuela y rechazó el pedido.

El establecimiento educativo tomó la determinación el 15 de junio, amparándose en el derecho de admisión, luego de enterarse de que este adolescente, de 15 años y que cursaba el segundo año, había compartido por WhatsApp fotos y filmaciones íntimas en las que aparecía junto a una chica de su misma edad.

Para evitar que el chico perdiera el ciclo lectivo, reclamaron que se declarara nula la sanción y que se dictara una medida cautelar para que su hijo pudiera seguir estudiando en el colegio. Sin embargo, la Sala F de la Cámara no hizo lugar a ninguna de las dos solicitudes y avaló la decisión de las autoridades del River Plate, según confirmaron fuentes vinculadas al expediente al diario La Prensa.

Uno de los aspectos que tuvieron en cuenta los camaristas Eduardo Zannoni, Fernando Posse Saguier y José Luis Galmarini fue que no se trató de un episodio aislado, pues el alumno ya había sido amonestado en otras ocasiones por utilizar el teléfono celular en el aula, faltarle el respeto a sus profesores, falsificar la firma de su padre y no cumplir con algunas de las consignas del establecimiento.

"Está destrozado". El alumno de segundo año del Instituto River Plate que fue expulsado por enviar por Whatsapp imágenes manteniendo un contacto sexual con una compañera "está destrozado" según el padre, quien confirmó que apelará la medida que tomó el colegio, mientras especialistas en comunicación e infancia afirman que "es hora de que los adultos se involucren en la construcción de una ciudadanía digital de los niños y adolescentes".

Ayer, el padre del alumno de 15 años que recibió la máxima sanción que puede dictar la autoridad educativa lamentó que "nadie dio contención" a su hijo, y anticipó que apelará la medida porque el adolescente "también tiene derechos que no fueron respetados".

Según se supo, el establecimiento ejerció el derecho de admisión y el 15 de junio último expulsó al alumno de segundo año, por exhibir por Whatsapp imágenes de relaciones sexuales que mantuvo con una joven de su misma edad.

Gastón Corti, responsable legal del instituto educativo, definió "la expulsión como una decisión de carácter excepcional. No es lo ideal y nosotros lo sabemos porque el chico se queda sin escuela a mitad de ciclo lectivo. Tomar esta decisión no es grato, pero consideramos que la gravedad del hecho requería esta resolución".

"Esa chica que quizás aceptó la filmación en un contexto de intimidad de repente sus imágenes están en todos lados y queda un registro, el día de mañana ella se postula para ser jueza o lo que sea y alguien puede retomar el video, o sea que el daño es inconmensurable".

Desafío. El mismo responsable legal admitió que "la difusión de estas imágenes es un desafío para todas las comunidades educativas, la tecnología ha evolucionado a gran velocidad y cuando pasan este tipo de situaciones la instituciones tienen que responder de alguna forma".

En diálogo con la prensa porteña, el hombre, que se identificó como Guillermo, aseguró que su hijo estaba en pareja y que ambos intercambiaban mensajes por WhatsApp. "Hay varios videos. La nena le mandaba a mi hijo y mi hijo le mandaba a ella", explicó.

Según su versión, al interior del instituto "se corrió la bola de que existían esos mensajes", pero nunca se divulgaron, como consta en la denuncia. "Nunca hubo una viralización real de esos videos", sostuvo.

En ese contexto, el hombre fue notificado de que su hijo no podía concurrir más al colegio. "Yo me puse a disposición de la escuela y de la mamá de la nena", dijo Guillermo, quien explicó también que su hijo estaba atravesando un difícil momento debido a "una separación".

Finalmente, Guillermo indicó también que, más allá de la decisión de la Justicia de avalar la expulsión, inició acciones legales contra el colegio por daños contra su hijo. "Me lo dejaron sin escolarización y si yo quiero ponerlo en otro colegio nadie lo quiere tomar", se quejó.

Comentarios