Policiales
Martes 14 de Junio de 2016

Un estudiante recibió un balazo en el rostro en una entradera

El joven peruano de 19 años fue asaltado la noche del domingo en la puerta de la residencia donde vive con otros universitarios extranjeros.

Un estudiante universitario peruano de 19 años fue baleado el domingo a la noche por un hombre que lo emboscó para asaltarlo cuando salía de un hostel ubicado de la zona oeste de la ciudad. Según confirmaron fuentes policiales, el delincuente le robó una computadora portátil y un teléfono celular pero antes de marcharse, y sin que la víctima haya opuesto resistencia, le disparó un balazo que le atravesó la cara.

Como consecuencia del ataque, el joven herido fue derivado al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) donde anoche al cierre de esta edición todavía se encontraba internado en estado delicado y con pronóstico reservado.

De golpe. Según confirmó el portavoz policial consultado a este diario, el hecho ocurrió alrededor de las 21.30 del domingo cuando Samuel Quisque Ramírez salía del hostel "Che Mora", ubicado en pasaje Coolidge 1234, una arteria de dos cuadras a la altura de Mendoza al 4600.

En esa residencia viven estudiantes universitarios peruanos, brasileños, venezolanos y de otros países de América latina que se instalan en la Argentina atraídos por la posibilidad de cursar una carrera en una universidad pública y gratuita.

En el momento del cruento suceso, Ramírez estaba acompañado por varios muchachos que acuden a las diferentes facultades de la Universidad Nacional de Rosario. Y cuando el joven salía del hostel para dirigirse a un lugar que no fue precisado por las fuentes consultadas, apenas pisó la vereda fue abordado por un hombre armado.

El recién llegado encañonó al joven estudiante y se introdujo en el inmueble revestido con lajas en el frente. Una vez adentro manoteó una notebook que estaba en el ingreso al hostel y después le robó el celular al muchacho herido.

Cruento. Con el botín en su poder, el delincuente tuvo un gesto cruento: a pesar de que ni Samuel ni sus acompañantes habían ofrecido resistencia al atraco, gatilló el arma que portaba. Así, un proyectil atravesó la cara de Ramírez y le perforó el lado derecho del maxilar ante la mirada atónita de los otros estudiantes.

Luego de dispararle al estudiante, el delincuente se esfumó corriendo en medio de la oscuridad de la noche.

Momentos después una ambulancia de una empresa de emergencias trasladó a Ramírez al Heca, donde los médicos comprobaron que el balazo le provocó la fractura del maxilar y debieron operarlo para extraerle la bala.

El caso ocurrió en jurisdicción de la comisaría 6ª. Un oficial de esa dependencia señaló que Samuel no pudo brindar su testimonio del incidente porque no "puede hablar" por la herida que sufrió en el rostro.

"Solamente tenemos los dichos de los jóvenes que estaban con él al momento del hecho", explicó el portavoz policial.

Sin datos. Ayer a la mañana un cronista de La Capital acudió a la residencia del pasaje Coolidge al 1200 y fue atendido por una mujer encargada de la limpieza de la residencia estudiantil. "No sé lo qué pasó. Ahorita estoy sola y no están ninguno de los chicos", explicó una señora con un acento que parecía mejicano.

Comentarios