Edición Impresa
Jueves 03 de Marzo de 2016

Un equipo, una señal

Mientras los números colaboren para mantener las expectativas, se le hará difícil a Coudet salir del refugio discursivo de que el partido a partido irá delineando los objetivos.

Mientras los números colaboren para mantener las expectativas, se le hará difícil a Coudet salir del refugio discursivo de que el partido a partido irá delineando los objetivos. No está mal que se sienta que están dadas las condiciones de guapearla en los dos frentes, pero los indicios que aparecen desde las decisiones que está tomando el entrenador canalla dan que pensar. El de hoy será el segundo partido por Copa Libertadores y será también la segunda ocasión en la que aparecen la mayor cantidad de jugadores que suelen no estar en la consideración diaria por parte del DT. Fueron siete cambios para aquel partido en el Gigante y son seis ahora para la primera patriada fuera de Arroyito. Ni por asomo debe pasar por la cabeza del Chacho y los jugadores resignar puntos esta noche en el Allianz Parque. Sí está claro el tránsito contundente que se está llevando a cabo en el torneo local, para el que seguramente reaparecerán aquellas caras más conocidas, que forma parte de esa base que a esta altura sale prácticamente de memoria. La formación de hoy puede tomarse tranquilamente como una clara señal. Tal vez se piense que se esté ante un partido de un alto grado de complejidad y que habrá, en caso de un mal paso, tiempo de sobra para pelear. Por las dudas, el torneo espera por ese Central que ya parece candidato.

Comentarios