Edición Impresa
Jueves 26 de Noviembre de 2015

Un equipo que buscará conservar la impronta PRO

Un equipo PRO puro. Con esa impronta, Mauricio Macri oficializó ayer a prácticamente todo el gabinete nacional que lo acompañará a partir del 10 de diciembre. Un staff con actores previsibles, algunas sorpresas y una moderada participación de aliados.

"La decisión de Mauricio es salir a la cancha con equipo propio, como siempre lo hizo", deslizaron a La Capital referentes de Cambiemos respecto de un gabinete que mixtura funcionarios porteños con radicales, algunos delasotistas y empresarios.

El desembarco de la rosarina Susana Malcorra en Cancillería es producto del "excelente vínculo" que la saliente jefa de Gabinete de Naciones Unidas (ONU) mantiene con el subsecretario de Relaciones Internacionales del Gobierno porteño, Fulvio Pompeo.

"Macri aceptó la sugerencia de Pompeo. Además, la idea es darle una señal contundente a la comunidad internacional, como lo demostró la inmediata salutación del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon", argumentaron.

Sí detonó sorpresa puertas adentro la designación de Patricia Bullrich como ministra de Seguridad. Muchas fichas se habían posado sobre el titular del área en el Gobierno porteño, Guillermo Montenegro, aunque el desgaste sufrido en los últimos tiempos por el funcionario incidió en la decisión final.

A su vez, la negociación con el radicalismo fue agitada, en especial luego de que Ernesto Sanz diera un paso al costado para priorizar su vida familiar, como también producto de un frente interno en ebullición. "Mauricio no iba a terminar rifando cargos", concluyeron sus allegados.

Comentarios