Edición Impresa
Sábado 14 de Diciembre de 2013

Un emotivo homenaje a los docentes desaparecidos

Fue en el Día de los Derechos Humanos. En el país, son 600 los maestros víctimas de la dictadura

El Ministerio de Educación de la Nación rindió un homenaje a los docentes desaparecidos y víctimas de la última dictadura. Fue el martes pasado, cuando se conmemoraron el Día de los Derechos Humanos y los 30 años de democracia. Fueron presentados murales de tres de esos educadores: Marina Vilte, Isauro Arancibia y Graciela Lo Tufo. Del acto participó la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera). Son 600 los maestros detenidos, desaparecidos, y muertos en todo el país, 34 de ellos en la provincia de Santa Fe.

"Hoy estamos celebrando tres décadas de vida democrática ininterrumpida. El destino de nuestro país dejó de ser oscuro, gracias al sacrificio de tantos compañeros que dieron su vida por la democracia y los derechos del pueblo", dijo el ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni. El encuentro, realizado en la sede la cartera educativa, comenzó con la presentación de los murales de los docentes desaparecidos y asesinados por la dictadura Isauro Arancibia, Marina Vilte y Graciela Lo Tufo, cuyos rostros fueron retratados por estudiantes y profesores de Institutos de Formación Docente, en el marco del proyecto "Memoria: un desafío educativo".

Sistema silenciado. "Durante años tuvimos un sistema educativo silenciado, en el que, cuando un compañero desaparecía, se dibujaba una línea roja en el libro de asistencia y no se hablaba más. Sin dudas, el de hoy es un mejor sistema educativo, aunque tengamos que seguir trabajando para que todos los chicos estén dentro de la escuela y aprendiendo", dijo el ministro.

Además, Sileoni afirmó que el reconocimiento se trataba de "un tributo a quienes construyeron la democracia moderna en nuestro país". "A los trabajadores, que madrugan todos los días —continúo— para ir a ganarse el pan; a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, que parieron un país con derechos para todos; a los docentes, que reciben cada día a nuestros hijos para que tengan una vida mejor".

"En Isauro, Marina y Graciela homenajeamos al millón de educadores que, con su trabajo de cada día, hacen más grande la escuela argentina", concluyó.

Compromiso. Por su parte, la titular de la Ctera, Stella Maldonado, recordó las palabras de Isauro Arancibia, docente tucumano desaparecido el mismo 24 de marzo de 1976 y uno de los miembros fundadores de esa central de docentes: "No hay maestro cierto y auténtico que no esté comprometido con la lucha y con la liberación de su pueblo".

"Hoy celebramos 30 años de lucha de nuestro pueblo, pero hay que seguir trabajando día a día en la construcción de la democracia porque no debemos olvidar que hay enormes grupos concentrados de poder financiero y económico que van a intentar hacernos retroceder", sostuvo la dirigente de los educadores y enseguida añadió: "Para defender la democracia debemos organizarnos y generar un entramado que sea indestructible y para eso tenemos que seguir trabajando".

Al término de la ceremonia, estudiantes de los Institutos de Formación Docente compartieron propuestas de trabajo a partir del libro "Pensar la Democracia. Treinta ejercicios para trabajar en el aula", que forma parte de los materiales desarrollados por el Ministerio de Educación de la Nación por el 30º aniversario del regreso de la democracia.

Fuente: Télam y Ministerio de Educación de la Nación.

Comentarios