Cambiemos
Jueves 17 de Noviembre de 2016

Un diputado del PRO propone devaluar para llevar el dólar a los 26 pesos

El diputado de Cambiemos Eduardo Conesa dijo que la idea es afrontar las exigencias financieras en 2017.

El diputado de Cambiemos Eduardo Conesa propuso ayer al gobierno devaluar más del 50 por ciento el peso para llevar el dólar "a los 26 pesos", con la idea de afrontar así las exigencias financieras en 2017.

"El gobierno no podrá emitir deuda el año que viene y tendrá que hacer un ajuste", consideró el diputado de Cambiemos por la ciudad de Buenos Aires, al explicar el plan que le presentó oficialmente al gobierno.

Según dijo, el país necesita un tipo de cambio competitivo que permita crear nuevamente derechos de exportación (retenciones) sobre las materias primas y darle una alta rentabilidad a las exportaciones tradicionales.

"Esto significa establecer retenciones en el nivel del 20 por ciento para todas las materias primas con un tipo de cambio muy alto para que los exportadores de soja, maíz, trigo, se vean beneficiados", agregó el economista.

El diputado propuso una "devaluación del peso del 50 por ciento" y en ese sentido remarcó: "Tenemos que volver al tipo de cambio (equivalente) que teníamos en el 2006, que hoy sería de 26 pesos".

"Al haber equilibrio fiscal, la inflación estaría muy limitada. Los precios de los bienes transables subirían en un 50 por ciento pero los no transables, sólo un 15 por ciento, lo que daría un promedio anual del 24,9 por ciento el año que viene", expuso.

Esa inflación, dijo el diputado macrista, "no tendría efectos perjudiciales" porque eso contemplaría un plan económico para que se indexen las deudas y el tipo de cambio, según la propuesta presentada al gobierno.

Según agregó el legislador del PRO, "el problema es que cuando el tipo de cambio sube y hay equilibrio o superávit fiscal bajan drásticamente las tasas de interés, que son un componente muy importante sobre todo en la cadena de comercialización".

Consideró que el costo de intermediación entre el productor y las góndolas "bajaría drásticamente" si se eleva el tipo de cambio y se reducen las tasas de interés, por lo que —por ejemplo— quienes producen manzanas en Río Negro cobrarían más y el consumidor pagaría menos.

El economista y diputado consideró que el déficit fiscal es la causa por la que una devaluación genera más inflación en la Argentina, mientras que en el resto de los países cuando se produce una alteración del tipo de cambio el impacto sobre los precios es insignificante.

Conesa evaluó que el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, y sus asesores "deben estar estudiando" cómo hacer en 2017 para cumplir con todos los compromisos cuando la emisión de deuda será complicada por la salida al mercado de los Estados Unidos.

Comentarios