Edición Impresa
Sábado 22 de Mayo de 2010

Un diálogo abierto reunió a las escuelas con los concejales

Un momentito, que yo le estoy diciendo que en mi barrio sólo pasan dos líneas de colectivos", con esa firmeza Dana interrumpió la respuesta que ofrecía uno de los concejales. Fue durante el encuentro entre alumnos de distintas escuelas y ediles rosarinos, en la Escuela Nº 103 de Rosario, y en el marco del Congreso Internacional Rosario 2010 sobre democracia participativa. Más de 300 chicos preguntaron de todo y les hicieron conocer qué les preocupa de la ciudad.

Un momentito, que yo le estoy diciendo que en mi barrio sólo pasan dos líneas de colectivos", con esa firmeza Dana interrumpió la respuesta que ofrecía uno de los concejales. Fue durante el encuentro entre alumnos de distintas escuelas y ediles rosarinos, en la Escuela Nº 103 de Rosario, y en el marco del Congreso Internacional Rosario 2010 sobre democracia participativa. Más de 300 chicos preguntaron de todo y les hicieron conocer qué les preocupa de la ciudad.

Dana es alumna de la Escuela Secundaria Especial Nº 513 (ahora conocida como Servicio Pedagógico Especial). Sin vueltas, junto a una compañera planteó abiertamente los problemas que padece una persona con discapacidad al transitar por las veredas en mal estado. También la necesidad de contar con mejores líneas y frecuencias en el transporte público. En esa charla abierta estuvieron las concejalas Mariana Alonso (PS) y Norma López (Frente para la Victoria), junto a los concejales Jorge Boasso (Renovación e Intransigencia Radical) y Alberto Cortés (Proyecto Sur).

Junto a los problemas del transporte público y las veredas rotas, se escuchó preguntar por becas para seguir la secundaria, la ausencia de semáforos suficientes en las zonas cercanas a las escuelas, el presupuesto participativo y hasta cuestionar por el funcionamiento del aeropuerto. "¿Por que los contenedores de metal no llegan a todos los barrios de la ciudad?", interpeló muy seguro Nacho, de la Escuela Nº 120 de la zona oeste.

Los primeros en llegar al encuentro fueron los chicos de la Escuela Nº 115. Lo hicieron nutridos de preguntas y una inquietud puntual para los concejales: la salida de camiones con poco control de una empresa lindera a su colegio. Los alumnos de la 134 se interesaron, entre otras cuestiones, por los problemas de la basura en el vecindario y la demora en la entrega de turnos de los centros de distritos, por ejemplo, para tramitar el DNI.

Pobreza e inseguridad

Los chicos de 6º grado de la Escuela Nº 660 de barrio Moderno se animaron a preguntar primero. Mostraron una lámina confeccionada en la clase de formación ética, donde se mencionaban artículos clave de la Constitución nacional. Luego preguntaron cómo desde la ciudad se puede hacer frente a la pobreza y la inseguridad.

"¿Cuánto gana un concejal? ¿Recorren los barrios una vez que son elegidos?", interrogaron desde la Escuela Media Nº 551. Otros participantes se interesaron por saber lo propio del trabajo que tiene quien representa a la ciudad: "¿Cuántas horas trabajan? ¿Cómo llegaron a ser concejales?". Y no faltaron las preguntas que quisieron ir más allá de los límites de la política local, para pedirles opinión sobre la presidenta de la Nación.

Los chicos y concejales habían sido convocados por el Suplemento Educación de La Capital, en el marco del Congreso Internacional Rosario 2010 organizado del 13 al 16 de mayo pasado por la Facultad de Ciencia Política de la UNR.

Participaron unos 300 alumnos, de las escuelas Nº 617, 120,115, 1.358, 134, 660, 103 y el Colegio San Bartolomé. También de las secundarias Nº 513, 551 y Técnica 393. La actividad estaba planeada por una hora, pero los chicos acorralaron con sus inquietudes a los concejales por más tiempo. Al final, los ediles valoraron la calidad de las preguntas y el compromiso asumido por los maestros. Y hay que resaltarlo, una vez más los chicos sin proponérselo dieron una clase abierta de respeto, convivencia y aprendizaje compartido.

Comentarios