Edición Impresa
Jueves 28 de Noviembre de 2013

Un día lleno de escenas repetidas

A entender de las autoridades provinciales y municipales, los legítimos reclamos de los sectores más vulnerables de la sociedad carecen de un nexo con el aparente vandalismo organizado...

A entender de las autoridades provinciales y municipales, los legítimos reclamos de los sectores más vulnerables de la sociedad carecen de un nexo con el aparente vandalismo organizado que ayer, como casi un año atrás aunque en menor volumen, volvió a acelerar el pulso de la ciudad.

Más allá de que la contención de las demandas sociales de fin de año viene, según el relato oficial, aceitada por el trabajo en conjunto de Nación, provincia y municipio, una vez más irrumpieron en las calles actores más vinculados a economías delictivas que a necesidades básicas insatisfechas.

Incluso, en ningún despacho aventuraron hipótesis respecto de intereses específicos en generar inestabilidad. "No veo organizaciones políticas o sociales detrás de esto", deslizó a La Capital un alto funcionario de la Casa Gris. Sí resaltaron, a diferencia de lo ocurrido a fines de 2012, la rápida intervención de las fuerzas de seguridad.

A la recuperación del espacio público le seguirá la correspondiente investigación judicial. Pero alarma, y mucho, que doce meses después el tejido social de Rosario continúe luciendo las mismas heridas sin cicatrizar.

Comentarios