la_region
Viernes 08 de Julio de 2016

Un cura acusado de abuso sexual infantil volvió a ser detenido

Así lo resolvió la Justicia en una causa abierta por un segundo caso denunciado. Las víctimas son una nena de tres años y un nene de cuatro

El cura de Reconquista acusado de abuso sexual Néstor Monzón quedó nuevamente detenido con prisión preventiva, a partir de una segunda denuncia en su contra por igual delito. El sacerdote, que está imputado por "abuso sexual gravemente ultrajante, agravado por la condición de ser un ministro de un culto religioso", llegó a los tribunales de esa ciudad como un hombre en libertad y poco más de dos horas después salió detenido y esposado rumbo a una comisaría de la ciudad de Avellaneda.

El juez de Investigación Penal Preparatoria (IPP) Gonzalo Basualdo determinó que los próximos 60 días Monzón los pase privado de su libertad, mientras avanza la causa en la que está acusado por un ataque sexual a un nene de cuatro años. Este caso se está tramitando por separado de otra denuncia por abuso que pesa sobre el cura, en la cual la víctima es una nena de tres años, prima de este pequeño. Para agilizar el proceso, la Fiscalía va a pedir que ambas causas se tramiten juntas.

De las dos denuncias, a la primera la interpusieron los padres de la nena, y la reconstrucción de los hechos indican que ambos niños estaban juntos cuando el cura los abusó, pero como los padres de la niña denunciaron primero, y recién días después lo hicieron los padres del varón, ambos casos llegaron a la Justicia por separado.

Antes de que el juez Basualdo comunicara su decisión, Monzón pidió decir algunas palabras y se defendió de las acusaciones: "Es todo una gran confabulación en mi contra", aseguró. Sin embargo, el comentario no tuvo peso para el magistrado que, poco después de las 14, le comunicó que sería trasladado a la comisaría 3ª de la localidad de Avellaneda, ubicada a unos 10 kilómetros de Reconquista.

Alivio para las familias. La detención del cura fue un alivio para las familias de las víctimas que habían denunciado que la libertad del párroco, y sus apariciones en canales de televisión de la ciudad proclamando su inocencia, generaron situaciones de violencia hacia ellos por parte de algunos feligreses. Estos argumentos fueron expuestos por los fiscales Rubén Martínez y Alejandro Rodríguez al pedir la prisión preventiva para Monzón.

La solicitud de prisión preventiva también fue hecha por los abogados querellantes Andrés Ramseyer y Andrés Ghío.

Interpretación. Cuando fue la audiencia por el caso de la nena, hace dos semanas, el juez Ireneo Berzano les negó el pedido de prisión preventiva y había dejado a Monzón en libertad. No obstante, al repetir el pedido en la audiencia por el caso del nene, el juez Gonzalo Basualdo tuvo una interpretación distinta sobre cómo podía el cura entorpecer la investigación si estaba libre. Y fue justamente la presión social que genera el caso lo que determinó que la decisión del magistrado fuera que el cura permanezca detenido. Es que en los próximos días, se deberá realizar la audiencia de cámara Gesell del nene, para poder reconstruir cómo se produjeron los abusos y en qué contextos, y tanto el niño como su familia tienen que poder llegar a esa instancia con tranquilidad y sin sentirse amenazados.

Mientras tanto, ya se está coordinando la realización de otras pruebas que serán claves para la carpeta judicial. Una de ellas es el examen médico al cura para determinar si tiene o no enfermedades de transmisión sexual. En particular, los médicos deberán estar atentos al Virus del Papiloma Humano (VPH) que fue encontrado en el cuerpo de la nena. Ese examen tiene fecha para el próximo 2 de agosto. La otra prueba médica que se le realizará al cura es un examen psiquiátrico.

"Este hombre intentó abusar de los chicos. Parece que cuando se produce el hecho los nenes estaban juntos. Eso lo vamos a demostrar con la cámara Gesell", contó el fiscal Regional de Reconquista, Eladio García. Y acotó que le hicieron la misma imputación en los dos casos: "No tiene sentido tramitar dos causas separadas por lo que conviene unificarlo para que haya un concurso ideal, donde por una misma conducta realiza dos abusos sexuales gravemente ultrajantes. Cuando tengamos los resultados de la cámara Gesell ya vamos a poder pedir la audiencia preliminar para ir a juicio".

El Ministerio Público de la Acusación y los familiares de la nena habían advertido que la permanencia del sacerdote en libertad significaba un "riesgo real de entorpecimiento probatorio", hipótesis que se acentuaba a partir de una serie de escuchas telefónicas entre el imputado y la asesora letrada del Obispado de Reconquista, Gabriela Contepomi, que le recomendaba a Monzón eliminar llamadas o mensajes de texto de su teléfono que podrían incriminarlo.

Comentarios