Edición Impresa
Jueves 28 de Abril de 2011

Un cumpleaños con incógnita

Ariel Bulsicco celebró ayer su cumpleaños. El aniversario sirvió para las cargadas de rigor en la mañana de LT8 y en el mediodía de Canal 5. El denominador común fue que no recibió regalos, pero tampoco llevó nada para el festejo. Pero la incógnita que se encargó de mantener fue el número que celebraba.

Ariel Bulsicco celebró ayer su cumpleaños. El aniversario sirvió para las cargadas de rigor en la mañana de LT8 y en el mediodía de Canal 5. El denominador común fue que no recibió regalos, pero tampoco llevó nada para el festejo. Pero la incógnita que se encargó de mantener fue el número que celebraba. Tanto su coequiper en “Dos tipos audaces”, el Indio Luque, como su partenair en la TV, Marcelo Lewandowsky, se comprometieron a rastrear un viejo DNI donde conste la fecha de nacimiento. Mientras, él dice que tiene los documentos bien guardados, declara 39, y reveló que el mejor regalo que esperaba era que su auto volviera a tener las cuatro ruedas que le robaron. En fin, sobre gustos.

La entrevista en la que apareció un té

Todavía se mantienen las dudas sobre unas declaraciones de Rubén Giustiniani ayer a la mañana por LT3. Es que mientras era entrevistado por el Bigote Acosta, cuando se encontraba en en el aeropuerto de Fisherton a punto de partir a Buenos Aires, el precandidato a gobernador fue preguntado por las duras declaraciones de Elisa Carrió. Y en su tono componedor empezó a contestar que “no se puede subir al ring todos los días, porque el país necesita....” y de golpe, en otro tono, dijo “un té”. Nadie sabe si se prendió a la variante de Antonio Bonfatti y Hermes Binner cuando propusieron que a las discusiones las arreglaban tomando unos mates, o, más probablemente, justo en ese momento le respondió al mozo que le preguntaba qué iba a tomar. Rápido de reflejos el Bigote la pasó varias veces al aire.

Nadie quiere ir a la boda de Jelinek

La modelo Karina Jelinek se casó ayer por civil con el ignoto Leonardo Fariña, un joven que ostenta una millonaria y reciente fortuna, aunque pese a las investigaciones se desconocen los orígenes. Por eso, y para no quedar pegado a un personaje enigmático, trascendió que la wedding planner de las estrellas, Bárbara Diez, desespera ante la falta de confirmación de los invitados a la fiesta que se realizará hoy en el Tattersall de Palermo. Hasta anoche nada aseguraba que la convocatoria resultará exitosa. Más allá de esto, la pareja partirá el 20 de mayo a Mónaco, donde ella debe cumplir con “un trabajo en la Fórmula 1”, según declaró la propia Jelinek.

Comentarios