Edición Impresa
Lunes 07 de Marzo de 2016

Un contacto al más alto nivel

Tráfico de influencia o lobby político. En alguno de esos rótulos quedó atrapado un alto funcionario del gobierno provincial de Santa Fe que mantiene fluidos contactos para fines un tanto alejados de sus funciones prioritarias.

Tráfico de influencia o lobby político. En alguno de esos rótulos quedó atrapado un alto funcionario del gobierno provincial de Santa Fe que mantiene fluidos contactos para fines un tanto alejados de sus funciones prioritarias. Se trata de un ministro, cuya misión principal está más por el lado de obras y temas de infraestructura. Pero, según los trascendidos, estaría tendiendo puentes de diálogo a favor de uno de los socios de un bar temático, para que ese comercio pueda instalarse en un conocido shopping de la ciudad capital. Y parece que sus gestiones van a “ser buenas”. Al parecer, el ministro recibió a un operador con cercanos contactos con un empresario del rubro farmacéutico, que en ese rubro tiene más que antecedentes un destacado prontuario. Al empresario en cuestión cuentan que lo vieron sacando pecho y comentando con orgullo que consiguió en el gobierno de Lifschitz a un operador de primera línea. ¿Será para tanto?

Debut en Vogue

La moda no le es un mundo ajeno en absoluto. Pasó más tiempo de su vida imbuida en ese universo que en las arenas políticas. Quizá sea por eso que el debut internacional de Juliana Awada como primera dama en un medio extranjero sea en una revista especializada en moda como lo es Vogue. Si bien ya un diario español publicó un reportaje y uno italiano está por publicar otro en breve, la edición española de la mencionada revista realizó la semana que pasó un reportaje con Awada como corresponde: sin respuestas contestadas por correo electrónico y con despliegue fotográfico; el mismo se publicará en abril.

La bomba del fin de semana

En el marco del relanzamiento del clásico de la televisión “Polémica en el bar”, Rodrigo Lussich lanzó la bomba de la semana cuando anunció un presunto romance entre Daniel Scioli y Karina Jelinek. “El te lo deja con fe, con deporte y esperanza. Y ella te lo deja a tu criterio”, anunció. Otra de sus pistas, haciendo alusión a una de las frases célebres de la diva fue: “Ella es casi latina, mientras que él casi fue presidente”, en un claro guiño para alertar sobre la primicia.

Comentarios