Edición Impresa
Sábado 29 de Octubre de 2011

Un concurso para innovadores

Desde hace tres años, la Facultad de Química de la Ucel organiza el "Concurso estudiantil de alimentos innovadores Rosario". Este año fue auspiciado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación. Nora Aimaretti, Emilce Llopart y Adriana Clementz son las profesoras de Ucel que tienen cada año la tarea de entusiasmar a los alumnos a participar del certamen, además de coordinar sus experiencias e investigaciones. "Al principio piensan que no van a poder hacerlo, pero siempre terminan trabajando y consiguiendo su propio proyecto", indican sobre cómo arranca este concurso al interior de la Universidad.

Para lograr ese contagio comparten con los alumnos iniciativas de años anteriores. "Un helado de verdura, dulce de chañar, salame de llama o fideos de almendra, soja o berenjena, por citar algunos de los ejemplos que han surgido en este concurso tanto en la Ucel como de otras universidades", nombraron.

Explicaron que siempre buscan trabajar con los aspectos nutricionales de un alimento: "Este año unas alumnas fabricaron un alfajor de verdura con dulce de leche de soja, riquísimo". "Tenemos un proyecto de investigación -sumaron- sobre alimentos funcionales e innovadores, o sea los que también suman un valor. Por ejemplo, si pueden ser consumidos por niños, mucho mejor. Por eso trabajamos con harinas de sorgo y de mijo que tienen mucha cantidad de fibras".

Los premios de este concurso se entregaron en septiembre pasado. El primer premio a la innovación en alimentos fue para estudiantes de la Universidad de Misiones, Nicolás Byczko, Darío Byczko y Lucas Do santos, por su "Tomate de árbol en polvo". El 2º premio, para los "Alfaverditos, alfajores de verdura", creados por alumnas de la Ucel: Joana Clemente, Ana Victoria López y Clarisa Pes.

En la categoría estudiantes del certamen el primer premio fue para las "Obleas dulce a base de zanahoria y trigo", que crearon Sofía Del Amo, Guadalupe Dirienzo, Franco Morelli y María Fernanda Pérez, de la Ucel. A su vez el 2º premio lo lograron alumnas de la Universidad Católica Argentina de Buenos Aires: María Cielo Cantoni, María Josefina Gallegos y Clara Shaw, por la "bebida sin alcohol a base de pulpa de frutas".

En el concurso también fueron premiados los jóvenes investigadores. El primer lugar fue para Melisa Cabagnero y María José Bianchi Gigena de la Universidad Nacional de Córdoba que crearon "Fideos a base de harinas de almendra y soja"; y el 2º premio para los estudiantes de la Ucel, Mariana Biasoli y Agustín Codevilla, que diseñaron el "Grain-paté: pasta untable a base sorgo y mijo".

Este año el concurso alcanzó el carácter de internacional. Participaron estudiantes de grado y de posgrado de carreras relacionadas con la ciencia y tecnología de los alimentos de las distintas universidades del Mercosur. Además de las universidades antes mencionadas también participaron estudiantes de la Universidad Maimónides y de la Universidad Metodista de Piracicaba (Brasil).

El concurso fue declarado de interés por la Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria del Ministerio de Salud de Santa Fe, el Instituto del Alimento de Rosario y la Municipalidad de Rosario. Además, estuvo auspiciado por Iram Litoral, y fue realizado con el apoyo de empresas rosarinas como La Montevideana, Sabores Argentinos, Murke y Norma Gailus.

Comentarios