El Mundo
Martes 18 de Octubre de 2016

Un combate urbano que será cruentoy prolongado

Los milicianos del Estado Islámico se ven ampliamente superdos en número. Pero tienen la ventaja de estar atrincherados en un laberinto urbano donde no sólo tienen profundas trincheras sino un sistema de túneles. Además, las calles y los edificios de Mosul, una ciudad de 1,5 millón de personas, están plagados con artefactos explosivos. Estados Unidos y sus aliados iraquíes y kurdos han preparado la ofensiva en todos sus detalles, y los analistas de defensa creen que el resultado sólo puede ser una victoria. Lo que queda por verse es cuántos muertos se contarán al final de los combates. Y qué suerte correrán el millón y medio de habitantes de Mosul.

Una complicación ulterior es la multifacética formación aliada. Ayer el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, cuyo país tiene fuerzas estacionadas en el norte de Irak desde el año pasado, aseguró que esas tropas serán parte del ofensiva, pese al rechazo del gobierno iraquí, que ha acusado a Ankara de "ocupación militar". Erdogan ya ocupó por la fuerza una franja en el norte de Siria. "Compartimos con Irak una frontera de 350 kilómetros. ¿Cómo no vamos a entrar? Estamos bajo una amenaza", dijo el presidente turco. Turquía combate además a los kurdos, tanto en Turquía como en Irak y Siria, que Estados Unidos y sus aliados apoyan. Las milicias kurdas se han revelado las más eficientes en el campo de batalla. El presidente del Kurdistán iraquí, Masud Barzani, visitó a las tropas en el frente de Mosul y aseguró que existe una coordinación "completa y elevada" con Bagdad en la operación militar. Pero los kurdos tienen orden de no ingresar en la ciudad, donde sólo pueden entrar las fuerzas regulares iraquíes. Tampoco deben ingresar las temidas milicias iraquíes shiítas, armadas por Irán. Ya cometieron crímenes contra civiles en batallas anteriores.

Comentarios