Información Gral
Miércoles 13 de Julio de 2016

Un choque de trenes dejó 27 muertos y 50 heridos en el sur de Italia

Involucró a dos convoyes de cuatro vagones cada uno. Circulaban a 100 kilómetros por hora en sentido contrario en una vía única.

Al menos 27 personas murieron y otras 50 resultaron heridas ayer por un choque entre dos trenes en la región de Apulia, en el sur de Italia, donde varias unidades de bomberos y ambulancias continuaban los trabajos para rescatar a las víctimas y las autoridades trataban de establecer las causas del accidente.

El siniestro, un choque frontal entre dos formaciones de cuatro coches cada una que circulaban a 100 kilómetros por hora, ocurrió en una zona rural situada entre las localidades de Andria y Corato, en una línea de vía única, en una zona deshabitada en la que las imágenes de la televisión local mostraban ambulancias y medios de rescate situados en medio de un olivar.

El choque ocurrió hacia las 11.30 hora local (6.30 de la Argentina) y la compañía estatal Ferrovie dello Stato confirmó que se trató de dos trenes gestionados por Ferrotramviaria, una compañía privada que se encarga de esa línea regional.

El alcalde de Corato, Massimo Mazzilli, dijo también a través de las redes sociales que el accidente "fue un desastre, como si hubiese caído un avión", al comentar las imágenes que distribuyen los medios locales, donde se ven varios vagones destrozados.

El primer ministro, Matteo Renzi, quien viajó de urgencia con un equipo al lugar del accidente, calificó al suceso de "dramático" y dijo que el ministro de Infraestructuras, Graziano Delrio, y el jefe de la Protección Civil, Fabrizio Curcio, se han desplazado a la zona para coordinar las tareas de rescate.

"Hay una absoluta necesidad de ver quiénes son los responsables y aclarar el accidente", aseguró Renzi al conocer la tragedia. "No frenaremos hasta que no aclaremos lo que sucedió", prometió.

"Inadmisible". "Es una tragedia inadmisible", afirmó por su parte el Presidente de la República, Sergio Mattarella. "Hay que aclarar a fondo, cuanto antes y con precisión las responsabilidades y eventuales carencias. Confío en una rápida recuperación de los heridos", completó.

Por su parte, el Papa Francisco envió un telegrama al obispo de Bari, monseñor Francesco Cacucci, para expresar "su participación sincera y genuina en el dolor que afecta a muchas familias".

Las causas del choque aún no están claras.

"No sabemos cuáles fueron las causas del choque, que ha sido muy violento", afirmó el ministro de Transporte italiano, Graziano Delrio, quien al retirarse del lugar del accidente anunció la conformación de una comisión investigadora "para entender las causas de esta tragedia que perjudica a todo el país."

Por su parte, la empresa Ferrotramviaria confirmó que "todavía no se sabe nada acerca de las causas, todavía es pronto", aunque indicaron que ya se abrió una investigación, según informó la versión online del Il Corriere della sera.

En la investigación que lleva adelante la fiscalía de Trani se plantea la hipótesis de un fallo en la señalización de parada, en particular en la formación que partió de Corato, aunque también se evalúa la posibilidad de un error humano. De hecho, el trayecto ferroviario Andria-Corato no está automatizado, por lo que la circulación depende en buena parte de las llamadas telefónicas entre los jefes de estación, indicó Il Corriere.

"Uno de los dos trenes está de más, cuál (de ellos) lo aclarará la investigación", afirmó el director general de Ferrotramviaria, Massimo Nitti.

"Será una investigación administrativa, que ya comenzó, y haremos nuestra evaluación. Unos de los trenes no debía estar" ahí, agregó, y afirmó que se trata de "una tragedia sin precedentes". "Si la colisión se hubiese producido en una recta y no en una curva seguramente habría tenido un resultado diferente porque los conductores al menos habrían tratado de accionar el freno", continuó Nitti, y detalló que se trataba de dos formaciones "ultra modernas, uno del 2005 y otro del 2009, que pueden detenerse en un trayecto de 250 metros".

Nitti señaló que ya se han pedido los registros telefónicos entre las dos estaciones y afirmó que las causas se esclarecerán una vez que se extraigan las cajas negras.

Desesperación

Los primeros momentos tras haber ocurrido el siniestro enmarcado por olivares que bordean las vías pasaron en medio del caos. Una embarazada, que no había sufrido heridas, buscaba desesperada a su madre y a su hermana, había niños clamando por sus padres, varios teléfonos celulares que sonaban en vacío. Una mujer contó que había rescatado a esposo, descalza, apartando hierros con las manos. Anoche se supo que uno de los conductores murió y el otro está muy grave.

Comentarios