Edición Impresa
Miércoles 06 de Marzo de 2013

Un centro de alto vuelo: De la Fuente, uno de los diez debutantes en Pampas XV

El centro de Duendes, quien ya jugó en Jaguares y en el Seven, busca sumar experiencia en el torneo sudafricano.

Tiene un gran futuro y está pasando por un buen momento. Ahora Jerónimo De la Fuente dio un saltito más. El centro de Duendes es uno de los diez debutantes en Los Pampas XV, equipo que está instalado en Stellenbosch, Sudáfrica, y que a partir del próximo sábado disputará la Vodacom Cup 2013. Es una de las apuestas del Pladar y muchas miradas estarán posadas en él para seguirlo de cerca. El back rosarino ganó rodaje con los Jaguares y con Los Pumas Sevens tras pasar por los seleccionados juveniles en 2010 y 2011, y ahora le llegó el momento de mostrar un poco más en busca de su sueño: jugar en Los Pumas.

—¿Cuándo empezaste a sentir que podías formar parte de Los Pampas?

—No sé decirte un día determinado, pero uno siempre busca ser parte de un equipo de quince con el objetivo de ser Puma, y creo que hoy en día Los Pampas es un paso importante para poder llegar. Hace un par de semanas tenía el presentimiento de que podía estar en este equipo, porque había hecho las cosas bien y además se fueron dando. Los entrenadores confiaron en mí y hoy me toca estar. Estoy contento con esta convocatoria.

—Tal vez para la muchos la sorpresa sea que venís del Seven.

—El Seven es un seleccionado de alto nivel al que se le da mucha importancia porque no es ni más ni menos que Los Pampas. Es un seleccionado nacional y se toma con la misma responsabilidad. Creo que el Seven fue un paso importante para ir a Los Pampas porque desarrollás muchas destrezas. Es un juego en el que tenés a la vista todas las destrezas. Pase, carrera, tackle, en el uno a uno, y eso en el quince te facilita mucho las cosas porque adquirís cierta habilidades.

—¿Ya hablaste con algunos que ya estuvieron en el torneo? ¿Qué te dijeron?

—Tengo muchos amigos con los que compartí el Mundial Juvenil o el Circuito de Seven que ya jugaron y todos coinciden en que es muy duro pero que sirve mucho, porque son dos meses en los que estás enfocado solamente en el rugby y te enfrentás a grandes jugadores y eso es una buena manera de medirte. Creo que tenemos un gran equipo con jugadores de mucha experiencia que son muy importantes en el grupo. Queremos llegar lo más lejos posible en el torneo.

—Hablaste con Maximiliano (Nannini), Pitu (Miralles) o Juan (Imhoff), ¿que son de tu club y ya pasaron por esta experiencia?

—Maxi es el que me mete más presión. Me pide que traiga la copa como lo hizo él (risas). Hablando en serio, tanto en el club como en el seleccionado, Maxi siempre me ayudó y me aconsejó bien. Pitu y Juan, desde su lugar, también. Cada uno tiene su punto de vista y me enriquecen con su forma de pensar.

Rosario siempre cerca

—Vas como centro, como Juan Pablo Estellés, otro de los rosarinos convocados.    

—Sí, es cierto. No jugué nunca con Juampi, pero entrené todas las mañanas con él. Hablamos mucho y nos llevamos muy bien. Es una competencia interna muy linda y ojalá me toque jugar algún partido con él.

—De Leonardo Senatore, ¿qué podés decir?

—Que es un crack. Tuve la suerte de jugar con él y la verdad es increíble. La experiencia que te transmite un jugador como él es única. Además de ser un gran tipo, sabe mucho de rugby. Por eso hay que aprovecharlo cuando está y cuando no habrá que verlo por TV para disfrutarlo.

—El año pinta para ser bastante prolongado y eso es bueno. Pero por otro lado vas a estar lejos de Duendes, tu club.

—Es como una llaguita. No se puede estar en los dos lados a la vez, pero siempre voy a seguir al club desde donde esté. Ya me pasó de seguir la final del Interior desde Dubai y te puedo asegurar que es feo, es muy difícil porque al club lo disfruto mucho. La verdad es que no lo quiero ni pensar.

Comentarios